Política
Ver día anteriorJueves 2 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el establishment

Aplica estrategias de comunicación y programas para combatir el deterioro

Preocupa a Washington el desplome de su imagen y la relación Cuba-Venezuela
Foto
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibe en el Palacio de Miraflores, en Caracas, a una de las 25 familias que perdieron su hogar por las torrenciales lluviasFoto Reuters
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Jueves 2 de diciembre de 2010, p. 4

Documentos publicados por Wikileaks revelan la preocupación que causa al gobierno de Estados Unidos el desplome de su imagen en Venezuela, y plantea una estrategia para contrarrestarlo en la que incluso se pide apoyo al Pentágono.

Antes de que la nación sudamericana fuera gobernada por el presidente Hugo Chávez, Estados Unidos tenía una popularidad de 65 por ciento, pero ahora llegó a una baja histórica de 31 por ciento.

En un cable fechado en Caracas el 26 de marzo de 2008, clasificado como confidencial, se señala que Venezuela fue, alguna vez, junto con Colombia y las naciones centroamericanas, uno de los países latinoamericanos más favorables a Estados Unidos.

En Venezuela, esta actitud se ha deteriorado durante años a causa de que Hugo Chávez ataca en forma constante las políticas estadunidenses.

Cómo resarcir la imagen

Para combatir el deterioro de su imagen, los estadunidenses se plantearon estrategias de comunicación que incorporan a varias agencias. Por ejemplo, la oficina de la sección antinarcóticos de Estados Unidos fundó una escuela de beisbol a la que son invitados jugadores y entrenadores estadunidenses.

Otras agencias tratan de acercarse a los que consideran los sectores más duros del chavismo: los jóvenes y la población de bajos ingresos.

Otro aspecto de la estrategia de Washington para ganarse a la población venezolana será constatar la total honestidad y veracidad en los aleccionamientos que se proporcionan a los venezolanos, para así señalar con mayor credibilidad engaños, promesas rotas y exageraciones que Chávez utiliza en su discurso antiestadunidense.

Según Wikileaks, los programas para recuperar popularidad en Venezuela se practicarían intensivamente entre 2008 y 2009, además de que la embajada en Caracas contaría con pleno apoyo del Departamento de Defensa.

Las filtraciones también reflejan el temor de Washington ante la creciente y cada vez más estrecha relación entre los gobiernos de Venezuela y Cuba.

Reportes delicados indican que los lazos entre la inteligencia cubana y la venezolana están tan avanzados que las agencias de ambos países parecen estar compitiendo por la atención de la República Bolivariana de Venezuela.

Este documento fue clasificado por el diplomático Robert Downs, consejero político de la embajada de Estados Unidos en el año en que se escribió el reporte (2006), y se titula: Cuba/Venezuela: Eje de las travesuras, en aparente referencia al ex presidente George W. Bush y su frase eje del mal.

En otro documento se relata que Turquía, por presiones de Washington, canceló el envío a Venezuela de material militar que sería empleado para la fabricación de explosivos, procedente de Irán.