Política
Ver día anteriorViernes 3 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el establishment

Critica Cubadebate el manoseo de la información

Alienta a EU supuesta “falta de química” entre Chávez y Raúl Castro
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Viernes 3 de diciembre de 2010, p. 9

Estados Unidos se ha visto preocupado ante la afirmación del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de que está dispuesto a derramar sangre venezolana con tal de preservar el sistema político en Cuba. Este tema se volvió especialmente sensible cuando el ex presidente cubano Fidel Castro enfermó y dejó el gobierno a su hermano Raúl, detallan los documentos clasificados del cuerpo diplomático estadunidense publicados por Wikileaks.

En 2006, cuando el líder de la Revolución cubana enfermó, algunos en Washington esperaban un levantamiento contra el gobierno de Cuba, lo cual habría sido contrarrestado con el envío de tropas venezolanas, y al parecer, se tranquilizaron mucho cuando Chávez se limitó a expresar su confianza en que el mandatario volvería pronto a la acción.

Otros comentarios de los cables indican que es alentadora una supuesta falta de química que se percibe entre Chávez y Raúl Castro.

De su lado, la publicación Cubadebate denunció este jueves en un editorial que “de la base de datos de Wikileaks, 2 mil 80 fueron cables enviados al Departamento de Estado desde la Oficina de Intereses en La Habana, y todavía no ha publicado ni uno. Sus filtraciones se están produciendo en el sitio a cuentagotas, y es lógico que así sea. Las furias del gobierno estadunidense no son sólo verbales. La web vive bajo acoso legal y cibernético, y ha recibido por lo menos dos asaltos de grandes ligas a sus servidores, uno de ellos superior a 10 gigabytes por segundo, lo que equivale al ataque simultáneo de millones de computadoras”.

Cubadebate agrega que “los cinco medios que divulgaron simultáneamente los documentos filtrados, entre ellos el diario El País, tenían en sus manos, sin censura y desde mucho antes del domingo –día en que se destapó el cablegate– toda la información que Wikileaks obtuvo a través de sus fuentes. Han tenido tiempo para manosearla, mirarlas con una lupa y consensuarla hasta con el Departamento de Estado”.

En otro orden, reportes revelan también opiniones que ofreció en una conversación confidencial la ex pareja de Chávez, la historiadora Herma Marksman. Si bien los autores de los documentos señalan que la opinión de la mujer puede estar sesgada debido a la relación que sostuvo con el mandatario, también se ofrece una visión única del carácter del presidente.

Marksman afirma que Chávez no confía en nadie más que en su hermano Adán y en Fidel Castro. Señala también que aunque los mandos estadunidenses y detractores gustan de tildar a Chávez de idiota, su ex pareja es muy inteligente y tiene un especial talento para narrar. Agregó que aunque los opositores se burlan de los discursos de cinco horas que Chávez pronuncia al público en cadena nacional de televisión, es este tipo de manejo de medios lo que tiene convencida a la población más pobre del país de que su presidente se preocupa por ellos.

Chávez dijo este jueves que los cables divulgados por Wikileaks ponen al descubierto “la guerra sucia de las embajadas yanquis y el maltrato de Estados Unidos a su gran amigo, el primer ministro ruso Vladimir Putin.

“¿Viste los Wikileaks que están saliendo? Son los informes sucios y la guerra sucia de las embajadas yanquis en todo el mundo. ¿Ven cómo tratan hasta a los líderes de los países poderosos? ¿Cómo maltratan a ese gran amigo nuestro que es Vladimir Putin? ¡Le faltan el respeto!”, dijo Chávez en Venezuela.