Política
Ver día anteriorSábado 4 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el establishment

Temían que con la llegada de Obama se diluyeran los nexos

Políticos de GB, paranoicos por la relación con Estados Unidos
The Independent
 
Periódico La Jornada
Sábado 4 de diciembre de 2010, p. 8

Londres, 3 de diciembre. Diplomáticos de Estados Unidos se burlaron de políticos de Gran Bretaña por su paranoia respecto de la relación especial con Washington, mientras el entonces primer ministro Gordon Brown intentaba obtener el apoyo del presidente estadunidense Barack Obama para sus iniciativas internacionales debido a que la Oficina del Exterior temía que el nuevo mandatario se distanciara de Londres, según se desprende de documentos revelados por Wikileaks.

Según los escritos, la oposición conservadora, encabezada por David Cameron –actual jefe del gobierno británico–, estaba desesperada por halagar a Washington. Los llamados tories prometieron a oficiales estadunidenses que encabezarían un gobierno proestadunidense si llegaban al poder y les comprarían más armas.

Los cables difundidos por Wikileaks muestran que oficiales de la embajada estadunidense en Londres estaban desesperados por la paranoia de los británicos, quienes temían que la relación especial con su socio estadunidense se diluyera.

Un documento de 2009 establece que ese miedo alcanzó niveles altos después de que Obama se convirtió en presidente. La nota dice: Los británicos preguntaron, ¿nuestra relación sigue siendo especial en Washington?

Richard LeBaron, jefe de la misión diplomática, escribió: Más de un alto oficial preguntó a personal de la embajada si el mandatario Obama contempla enviar una señal en su discurso de investidura sobre las relaciones entre Estados Unidos y Gran Bretaña. Este periodo excesivo de especulación sobre los lazos es más paranoico de lo usual.

Sin embargo, LeBaron se mostró cauteloso en tomar ventaja de las ansiedades británicas. Afirmó que Gran Bretaña continúa siendo altamente útil para Estados Unidos, debido a su ayuda sin paralelos en promover los intereses estadunidenses.