Política
Ver día anteriorSábado 4 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el establishment

Descarta el presidente Dimitri Medvediev daños en la relación bilateral

Difusión de cables revela el cinismo de la diplomacia estadunidense: Rusia
Juan Pablo Duch
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 4 de diciembre de 2010, p. 9

Moscú, 3 de diciembre. Para el presidente Dimitri Medvediev –catalogado de socio menor en Rusia por el embajador de Estados Unidos aquí, John Beyrle– los cables difundidos por Wikileaks revelan el grado de cinismo que prevalece en la diplomacia estadunidense, pero la relación bilateral, advirtió, no se verá afectada por ningún tipo de filtraciones.

El titular del Kremlin –considerado gris e inseguro en un despacho– comentó este viernes por vez primera el escándalo que envuelve a la diplomacia estadunidense, dos días después de que Vladimir Putin, el primer ministro y hombre fuerte del tándem gobernante en este país, consideró poco ético que se les comparase con Robin y Batman, respectivamente.

Medvediev –denominado gráficamente en otro cable el vaso en la mesa– cree que las filtraciones son reveladoras: dan a conocer el grado de cinismo de los análisis y las opiniones que prevalecen en la política exterior de Estados Unidos.

Al hacerse públicos, estima, pueden dañar las relaciones con otros países, aunque no será el caso con Rusia, porque no somos paranoicos y los nexos ruso-estadunidenses no se verán afectados por ningún tipo de filtraciones.

Foto
El mandatario ruso, Dimitri MedvedievFoto Reuters

El presidente de Rusia –caracterizado en un mensaje de la embajada de Estados Unidos como una persona que no toma decisiones propias y consulta lo más importante a Putin– señaló que no va a dramatizar la situación.

Medvediev dijo que si trascendieran a la prensa las evaluaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores y los servicios secretos rusos acerca de los políticos estadunidenses, nuestros socios de seguro darían saltos de gusto.

El culpable de humillar al inquilino del Kremlin, pues es quien firma los cables diplomáticos, el embajador Beyrle, lamentó hoy en su blog de Internet las filtraciones: Por desgracia, muchos de nosotros hemos vivido momentos en que lo dicho en confianza se hace del conocimiento de alguien más. Aunque digan que lo hicieron por una causa noble, quienes publicaron nuestro intercambio confidencial de cables diplomáticos causaron más daño que beneficio.

Y cual corresponde a un embajador llamado cínico por el jefe de Estado del país en que está acreditado, Beyrle prometió: En lo que a mis colegas en la embajada y a mí respecta, como antes, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que los gobiernos y pueblos de Estados Unidos y Rusia se conozcan mejor y se entiendan.