Política
Ver día anteriorSábado 4 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el establishment
Francia intenta saldar cuentas con Argelia
Afp
 
Periódico La Jornada
Sábado 4 de diciembre de 2010, p. 9

París. Francia jamás aceptó la independencia argelina e intenta saldar cuentas con Argelia respaldando a Marruecos, estimó en 2007 el presidente argelino Abdelaziz Buteflika, según un cable diplomático estadunidense revelado por Wikileaks.

Los franceses, por el peso de su historia colonial en el Magreb, son incapaces de tener un rol constructivo en el conflicto del Sáhara Occidental, estimó Buteflika en un encuentro con Frances Fragos Townsend, consejera del presidente estadunidense George W. Bush para temas de seguridad, según los telegramas publicados el viernes en la noche por el periódico Le Monde.

Sobre el Sáhara Occidental, si pudiese resolver el problema lo haría, aseguró. Pero no puedo hablar en nombre de los saharauis, añadió. Lo que hace falta es que Marruecos y el Polisario encuentren una solución y pueden hacerlo con la ayuda de los estadunidenses, habría dicho el presidente argelino.

Según otro documento fechado en 2008, tras un encuentro con un diplomático estadunidense, Buteflika juzgó que en vez de tratar el tema de manera elegante aceptando una independencia del Sáhara Occidental que habrían podido controlar o supervisar, los marroquíes deseaban en realidad un Anschluss (cierre final a la situación), como Sadam Husein con Kuwait. En noviembre de 2009 el presidente argelino criticó al rey de Marruecos, Mohamed VI. No es abierto y le falta experiencia, habría dicho, aunque parece que aprecia a su hermano, Mulay Rachid, con quien afirma haber platicado agradablemente en un encuentro en Sevilla, España, según otro cable estadunidense.

En cuanto a los marroquíes, de acuerdo con los documentos difundidos, las críticas contra Argelia son legión. En Argel, explican responsables marroquíes en junio de 2009 al enviado especial del secretario general de la ONU, Christopher Ross, el poder está aún en las manos de generales dogmáticos, petrificados con la idea de un plan de autonomía para el Sáhara presentado por Rabat. Las relaciones entre Argel y Rabat son tensas, en particular por el conflicto del Sáhara Occidental, antigua colonia española que fue anexada por Marruecos en 1975.

Marruecos propone a los saharauis un plan de autonomía bajo su soberanía, pero niega toda posibilidad de independencia.