Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 7 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Cambio Climático
Wikileaks confirma injerencia y chantajes de Estados Unidos: Bolivia

Denuncia La Paz que Washington busca imponer su postura en materia ambiental

Foto
Resguardo del recinto ferial Cancunmesse, sede de la COP 16Foto Carlos Ramos Mamahua
Angélica Enciso y Georgina Saldierna
Enviadas
Periódico La Jornada
Martes 7 de diciembre de 2010, p. 36

Cancún, QR, 6 de diciembre. Ante la divulgación por Wikileaks de los cables sobre cambio climático, el jefe de la delegación estadunidense en la 16 Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP 16), Todd Stern, dijo que la política de su país es no hablar de fugas de información clasificada y privada, mientras la comisaria de Acción Climática de la Unión Europea (UE), Connie Hedegaard, mencionada en las comunicaciones, aseveró que corresponde a Estados Unidos dar respuesta sobre las mismas.

Los cables de Wikileaks señalan a Bolivia, Venezuela y Ecuador –entre otros países– como poco constructivos, plantean que deben ser neutralizados y dicen que por medio del financiamiento se podía ganar el apoyo de naciones insulares y africanas a las propuestas estadunidenses.

El jefe de la delegación de Bolivia, el embajador ante Naciones Unidas Pablo Solón, refirió que esas comunicaciones señalan que nuestra posición es ideológica y política. Cuando explicamos por qué no queremos que suba la temperatura, ¿es algo ideológico?

Puntualizó: no buscamos nada particular para Bolivia, sino un acuerdo para la humanidad y la naturaleza.

Lo que se confirma es lo que siempre se ha dicho, añadió: “hemos declarado sobre la injerencia, las presiones, los chantajes realizados, lamentablemente, por la administración de Estados Unidos. Wikileaks confirma esto. No nos sorprende. Da más elementos a lo que hemos expresado. Nos preocupa que esta clase de diplomacia se siga ejerciendo, sobre todo en un proceso de negociación multilateral”.

Los cables muestran que lamentablemente no hay un proceso de negociación entre estados que nos respetamos, con los mismos derechos, sino que en algunos casos hay uno que por su poder económico recurre a mecanismos para que otros acepten las negociaciones. Esto es una imposición. Cuando decimos que nos opusimos al acuerdo (de Copenhague) es con orgullo, porque no nos dejamos comprar ni amedrentar.

La comisaria Hedegaard, ex ministra de Medio Ambiente de Dinamarca, de acuerdo con un cable divulgado, dice confiar en que Washington se haya dado cuenta de cómo la UE se calló sus críticas hacia Estados Unidos para ser constructivos.

En conferencia de prensa, indicó al respecto que la administración estadunidense debía responder sobre el tema y que se trataba de un reporte unilateral.

Sostuvo que en la UE todo el tiempo existió la intención de que Washington avanzara en esa agenda, y los cables son de una sola perspectiva de la conversación, lo dicho por una de las partes. Nosotros tratamos de ayudar a los países en desarrollo. No tiene sentido decir o no lo que incluye. Hemos trabajado mucho con los países en desarrollo.

El jefe de la delegación de Estados Unidos argumentó que su gobierno no hace comentarios sobre fugas de información clasificada o privada, pero relató una anécdota:

Me recuerda una de las cosas más fuertes (...) la última noche de Copenhague. El ministro de Noruega se puso de pie después de haber sido acusado de que había sobornos por ser tan generoso en la asistencia climática, y dijo que no podemos por un lado pedir, solicitar asistencia y acusarnos de soborno (y que) podemos eliminar la causa eliminando el tema financiero.

China aseveró que si la información es auténtica, algunas personas y agencias aprenderán una lección; por ejemplo, que en materia de cambio climático todos debemos trabajar juntos.

Reuniones de alto nivel

Este lunes las delegaciones hicieron un llamado a avanzar en las negociaciones a cinco días de que concluya la conferencia y en la víspera de las reuniones de alto nivel.

El embajador boliviano Solón sostuvo que la situación es preocupante, aún se deben resolver las metas de reducción y los temas relacionados.

Actualmente, refirió, por desastres naturales derivados del cambio climático mueren 300 mil personas al año. Por esta situación, pueden morir un millón para 2020, y el Congreso estadunidense juega con vidas humanas. ¿Esto no es genocidio? Nos dicen que estamos bloqueando, y lo que buscamos es que no mueran más personas. Los que defendemos la vida ahora somos bloqueadores.

Expresó que el jueves 9 el presidente Evo Morales hablará ante la plenaria para defender las conclusiones de la pasada cumbre de Cochabamba y después irá a una reunión con los movimientos sociales.

En conferencia de la delegación nacional, el embajador Juan Manuel Gómez Robledo, uno de los negociadores mexicanos, detalló que este lunes arrancaron los trabajos de redacción del grupo de cooperación a largo plazo y del Protocolo de Kyoto. En el primero, agregó, hay avances en el fondo de arranque rápido y financiamiento a largo plazo.

Hedegaard dijo que hay una base para trabajar, pero nos preocupa que los documentos no estén listos; son muy largos hay muchas opciones, es un desafío para las próximas 48 horas.