Capital
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Insta a la Arquidiócesis a aportar $150 millones de pesos para erradicar el acoso escolar

Afirma Mariana Gómez que la acusación de un colegio católico está plagada de mentiras

Niega que haya irrumpido con violencia en el Instituto Renacimiento

Dice tener fotos y videos

Raúl Llanos
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 44

Luego de que María Cristina Cedano Díaz González, directora del Instituto Renacimiento, de corte católico, presentó una querella por abuso de autoridad, la cual fue avalada por la Arquidiócesis de México, la diputada y coordinadora de la fracción del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Mariana Gómez del Campo, sostuvo que es delicado que se presente una denuncia con tantas mentiras y que sea avalada por más instituciones, cuando no se cuenta con la información correcta.

En entrevista, la legisladora remarcó: “a mí me gustaría que la Arquidiócesis se involucrara en el bullying (agresión escolar), que ayudara a disminuir esos casos en los colegios de la ciudad”.

El pasado 30 de noviembre, la diputada local, acompañada de fotógrafos y camarógrafos, acudió a dicho centro escolar para atender un asunto relacionado con un caso de bullying en contra de una niña. Sin embargo, las autoridades del plantel aseguraron que irrumpió amedrentando e intimidando a las pesonas, por lo que decidieron denunciarla ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, donde se inició una averiguación previa.

Foto
Mariana Gómez del Campo, coordinadora de la bancada del Partido Acción Nacional en la Asamblea Legislativa, rechazó ayer que haya ingresado de manera violenta en el Instituto RenacimientoFoto Francisco Olvera

Mariana Gómez del Campo aseguró que sí acudió al Instituto Renacimiento, por una queja que directamente le planteó una madre de familia, la cual –aclaró– no es su amiga. Rechazó que haya incurrido en esa conducta, y para confirmar su dicho puso a disposición de los medios de comunicación el video y las fotografías que se tomaron ese día.

Insistió en que nunca ingresó a dicho colegio; llegó sólo hasta la recepción, pidió hablar con la directora y ésta nunca la atendió. Consideró que en ese colegio temen que se conozcan los casos de bullying. Sostuvo que llegaron tantos policías y patrullas que ese día me sentí agredida, pues era como si estuviéramos haciendo algo malo, y por supuesto que no.

–Entonces ¿se equivoca la Arquidiócesis al intervenir en un caso con tantas mentiras?

–No quiero entrar en un conflicto con la Arquidiócesis; tampoco es mi intención. Pero si para combatir el bullying dan 150 millones de pesos, sería bueno, y no viendo cómo se defiende un caso que a todas luces no es tal.