Ciencias
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Francisco Cuevas, del INP, destacó la predisposición génetica como agente causal

Alrededor de 20 por ciento de los mexicanos padece rinitis alérgica

Pelo de gato, polen y polvo, factores que detonan los síntomas, señaló el experto al conmemorarse el Día Mundial de la Alergia

Se manifiesta con congestión nasal, rinorrea y estornudos, entre otros

Foto
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 6

Alrededor de 20 por ciento de los mexicanos padece rinitis alérgica, uno de los males crónicos más frecuentes y generalmente con mayor presencia en temporada invernal y el comienzo de la primavera. Los principales agentes causales de la enfermedad son la predisposición genética y el contacto con factores que detonan los síntomas, como el pelo de los gatos, el polvo y el polen, entre otros, explicó Francisco Cuevas, jefe de Neumología y Cirugía de Tórax del Instituto Nacional de Pediatría.

Con motivo del Día Mundial de la Alergia, que se conmemora hoy, el especialista resaltó la importancia de que las personas conozcan las características de la rinitis alérgica, principalmente para no confundirla con infecciones respiratorias. Advirtió que lo más grave es que, por desconocimiento, muchos afectados se han acostumbrado a vivir con el padecimiento, que se manifiesta con congestión nasal, rinorrea y estornudos, entre otros síntomas.

También están presentes manifestaciones como enrojecimiento de ojos y lagrimeo. Aunque la rinitis alérgica es considerada una enfermedad leve, en los casos graves surgen complicaciones que tienen impacto negativo en la calidad de vida, como el ronquido, dejar de respirar mientras se está dormido (apnea), hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva) y sinusitis.

A causa de las complicaciones y la deficiente oxigenación del organismo, casi la mitad de los afectados están cansados durante el día y con somnolencia. En tanto, 77 por ciento de los pacientes tienen dificultades para conciliar el sueño. En los niños esto se traduce en la reducción de su capacidad de aprendizaje y el desarrollo de habilidades, comentó el médico.

Dijo que la rinitis alérgica afecta en mayor medida a niños menores de 10 años de edad y a los adolescentes. En los primeros años de vida, las manifestación más clara de la presencia de una alergia se da en la piel, con la aparición de prurito (salpullido).

Inflamación de la mucosa

La rinitis alérgica consiste en la inflamación de la mucosa nasal, y los síntomas aparecen cuando la persona inhala un alergeno. Ante esto, el cuerpo responde con liberación de químicos como la histamina, que induce la congestión nasal y ocular. También puede producir goteo nasal y lagrimeo.

Son, por ejemplo, las personas que de repente empiezan a estornudar de manera repetida y pueden presentar afectación en los ojos, mientras se encuentran expuestas al alergeno.

Cuevas también explicó que es frecuente la comorbilidad de la rinitis con asma, condición presente en 40 a 50 por ciento de los afectados por la rinitis. En tanto, de 30 a 80 por ciento de asmáticos también sufren cuadros de alergia.

Advirtió sobre la importancia de comprender lo que significan las alergias y la necesidad de seguir tratamientos médicos de larga duración, con medicamentos que ayudan a disminuir la inflamación de la mucosa nasal.

Al no haber tal inflamación, abundó, se reduce al máximo la reacción alérgica. Uno de los aspectos que los médicos deben transmitir a sus pacientes es la necesidad de que, además de la terapia, procuren mantenerse alejados de los factores de riesgo que desencadenan la enfermedad.

Dichos causales varían para cada persona, pero pueden ser polvo, hongos, humedad, polen y el aire acondicionado en malas condiciones, entre otros.