Deportes
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No sé qué tengan contra mí, pero ya me hicieron varias, acusó

Atlante me vendió a Puebla sin consultarme: Pereyra

Dijo estar feliz con los Camoteros y ofreció volver a ser protagonista

Juan Manuel Vázquez
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. a18

Gabriel Pereyra fue vendido por la directiva del Atlante sin avisarle. El delantero argentino, quien se mencionaba como posible refuerzo del América, o incluso su regreso a Potros, lamentó su traspaso al Puebla sin su consentimiento. Ni siquiera le llamaron para ponerlo al tanto.

No sé qué tengan contra mí, ignoro qué les he hecho, simplemente traté de hacer lo mejor posible mi trabajo, dijo Pereyra al término del entrenamiento de pretemporada de los Camoteros en el Centro de Alto Rendimiento.

El atacante fue parte del plantel que se mudó a Cancún y que en ese primer torneo como club quintanarroense consiguió el título en el torneo Apertura 2007.

No obstante su cambio a otros clubes, aseguró que su relación con la afición cancunense se mantiene intacta, porque aprendió a querer los colores del equipo.

El cariño de la gente nadie me lo quita. Cada vez que veo a un atlantista se alegra y me dice que tienen esperanza de que yo regrese al plantel. Es obvio que me encariñé mucho con la institución, porque en un momento de mi carrera me dio la posibilidad de permanecer en México, señaló.

Entre las cosas que agradece, enumeró dos títulos y la posibilidad de disputar el Mundial de Clubes en 2009, en Abu Dhabi, donde fueron eliminados por el Barcelona en las semifinales.

Creo que con Vilar y Maldonado vamos a quedar en la historia del club, eso no nos lo quitará nadie porque conseguimos cosas importantes, indicó.

Sin embargo, aseguró que ahora está feliz de llegar al cuadro de la franja, donde tiene la intención de volver a ser protagonista del futbol mexicano.

Cuando llego a una institución quiero hacer un buen papel. Cuando me presenté en la conferencia de prensa dije que quería volver a ser importante en México, un referente. En el torneo anterior me fue bien. Con los ocho goles me compran ahora y eso me obliga a mantenerme, precisó.

El técnico José Luis Trejo aún debe definir el cuadro con el que no sólo intentará despegarse de la posición de descenso en el siguiente torneo y piensa en metas más ambiciosas.

Sin embargo, el cuadro poblano aún no deja las presiones ajenas al futbol que han alterado el plantel: desde la pugna entre los accionistas del club que se disputaban los derechos del club, que desembocó en la salida del José Luis Sánchez Solá.

El pasado martes, el colombiano Wilman Conde, quien había sido presentado como refuerzo Camotero para la próxima campaña, abandonó al equipo por razones personales y ayer el uruguayo Nicolás Olivera quedó fuera del plantel.

El accionista Jesús López Chagoy dijo que emprenderá acciones en la Federación Mexicana de Futbol y en la Secretaría del Trabajo contra el jugador porque no se presentó a los entrenamientos.