Mundo
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Les permitiría ingresar a universidades; falta voto del Senado

Aprueba la cámara baja de EU reforma migratoria para jóvenes indocumentados
Afp
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 35

Washington, 8 de diciembre. La Cámara de Representantes estadunidense aprobó este miércoles con 216 votos a favor y 198 en contra una reforma migratoria parcial conocida como Dream Act, que abre la vía a la legalización de centenares de miles de jóvenes indocumentados.

Una versión paralela de la Dream Act, acrónimo en inglés por Ley de Desarrollo, Ayuda y Educación de Menores Extranjeros, debe ser examinada por el Senado, previsiblemente este jueves. El texto fue aprobado con el apoyo de ocho republicanos.

La ley proporcionaría estatus migratorio condicional a las personas que vinieron a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, vivieron cinco años consecutivos antes de la fecha de la puesta en vigor de la ley y tenían menos de 30 años en la fecha de entrada en vigor.

Esos jóvenes, con buenos antecedentes, deben terminar dos años de estudios superiores o enrolarse en el ejército para obtener papeles de forma temporal, antes de intentar convertirse en ciudadanos.

La reforma podría beneficiar inmediatamente a unos 726 mil jóvenes, según cálculos del Instituto de Política Migratoria.

Más de 50 mil jóvenes se gradúan cada año del nivel secundaria en Estados Unidos con posibilidad de entrar a la universidad, pero sin papeles en regla, según cálculos del Departamento de Educación.

Se estima que en Estados Unidos viven aproximadamente 11 millones de indocumentados.

Las probabilidades de una aprobación en el Senado no son muy altas, puesto que el bloque de 42 republicanos ha dicho que sólo quiere concentrarse en temas económicos en el Congreso saliente, que culmina sus trabajos este mes.

La Dream Act no es una amnistía; es rendición de cuentas, es sacar provecho de una base de talento en la que ya invertimos, dijo el presidente Barack Obama en un comunicado.