Mundo
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Vecinos exigen terrenos para la construcción de viviendas

Protestas en Argentina por violento desalojo que provocó dos muertos
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 37

Buenos Aires, 8 de diciembre. Vecinos y organizaciones sociales protestaron hoy por la muerte de dos personas durante un violento desalojo, ordenado por una juez de esta capital, en el Parque Indomericano, en el popular barrio de Villa Soldati.

Bernardo Salgueiro y Rosemary Puña, paraguayo de 22 años y boliviana de 28, respectivamente, fueron asesinados por disparos de los policías de la polémica metropolitana de la alcaldía de Buenos Aires, actuando junto con federales, que aseguraron haber disparado sólo balas de goma, pero dejaron otras personas heridas.

Los vecinos denunciaron que policías dispararon contra una villa de emergencia (ciudad perdida) y que Salgueiro, que no participaba de la toma del predio, fue alcanzado por los disparos cuando regresaba de su trabajo y estaba cerca de su casa en la Villa 20.

El grupo de familias reclamaba al gobierno de Buenos Aires terrenos para construir viviendas.

La investigación de los hechos, donde hubo además enfrentamientos y quemas de vehículos, quedó en manos del gobierno nacional y abarcará a ambas fuerzas actuantes, se dijo hoy aquí. Las familias que ayer fueron forzadas a retirarse del lugar regresaron hoy.

Existen versiones de que un grupo armado intentó tomar un predio en Los Piletones, donde Madres de Plaza de Mayo, que dirige Hebe de Bonafini, construye viviendas para más de 300 familias, en un proyecto que ha avanzado en varios barrios.

A su vez, las fuerzas policiales sostienen que tienen ocho heridos en sus filas.

Este miércoles había efectivos apostados en las zonas cercanas, pero los federales no volvieron al lugar.

A lo largo del día –feriado religioso– varios grupos bloquearon avenidas, las vías del Premetro y del ferrocarril Belgrano Sur, reclamando justicia y especialmente demandando a la juez porteña María Cristina Nazar por ordenar el desalojo.

Anoche el ministro de Espacio Público del gobierno porteño, Diego Santilli, aseguró que el operativo había terminado bien, y sin incidentes graves.

Santill dijo que eran muy distintas las posiciones que adoptaron las familias (que habían ocupado el predio) y que se retiraron sin producir incidentes, y la de un grupo reducido que provocó los choques con la policía. Así, el problema se trasladó a la zona de la Villa 20, de la que habían partido –se dice– algunas de las personas que intentaron tomar las casas que construye Madres de Plaza de Mayo y que atacaron a los policías.

Grupos de derechos humanos condenaron los hechos violentos, en un día de alta sensibilidad, porque entre hoy y el próximo 10 de diciembre se conmemora el doloroso secuestro y desaparición de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo Azucena Villaflor, Esther Ballestrino de Careaga y Mary Ponce de Bianco, junto a otro grupo de personas, entre ellas dos monjas francesas, que fueron víctimas de los marinos de la Escuela de Mecánica de la Armada en 1977, durante la pasada dictadura militar.

Ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió a la familia de Mariano Ferreyra, el joven militante del Partido Obrero (Trostkista) asesinado en un enfrentamiento con sindicalistas de la Unión Ferroviaria con trabajadores temporales, que solicitaban su incorporación plena, el pasado 20 de octubre.

Los padres de Ferreyra dijeron a la mandataria que estaban conformes con la investigación, aunque expresaron los temores de que puedan quedar sin castigo o identificación los autores intelectuales del crimen, por el que hay siete detenidos.

Fernández de Kirchner aseguró a la madre de Ferreyra, Beatriz Rial; el padre, Ricardo Ferreyra, y sus hermanos Pablo y Rocío, que concurrieron al encuentro, que se va a llegar hasta el fondo.