Política
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Opositores al líder pugnan porque deje el cargo inmediatamente, aunque los efectos sean posteriores

Rechazan corrientes perredistas decisión de posponer la renuncia de Jesús Ortega
Alma E. Muñoz
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 25

La resolución de la Comisión Política Nacional del PRD de realizar en marzo próximo el relevo de su dirigencia nacional provocó –otra vez– divisiones entre grupos perredistas.

Entre el denominado bloque de los 8 (del cual forman parte Izquierda Democrática Nacional, Izquierda Social, Democracia Social, Red por la Unidad Nacional de las Izquierdas (RUNI), Grupo de Acción Política y Movimiento de los Cívicos, entre otros) hay resistencias para aceptarlo.

Algunos piden que la dimisión del presidente del partido, Jesús Ortega, sea inmediata, aunque tenga efectos posteriores, para hacer que Nueva Izquierda y el propio dirigente cumplan su palabra de dejar la presidencia del partido, mientras otros ya plantean que el relevo de la dirección se dé por elección, no por acuerdo político.

La secretaria general del sol azteca, Hortensia Aragón, confirmó que el 17 de este mes se reanudará la reunión del Consejo Nacional, suspendida en septiembre pasado, y anunció la integración de un grupo de trabajo entre las distintas corrientes representadas en la Comisión Política Nacional para revisar el proyecto de la ruta crítica que les presentó Ortega, rumbo a la renovación de la directiva para marzo.

Indicó que ese grupo revisará la parte jurídica que corresponda para dar certeza a cualquier acuerdo político que se alcance, y redactará un documento que explique las condiciones que lo harían posible.

Sólo que en una reunión, dirigentes del grupo de los 8, como Carlos Sotelo, Gilberto Ensástiga, Mario Saucedo, Higinio Martínez, Camilo Valenzuela, David Cervantes y Alma América Rivera, acordaron rechazar dicho acuerdo y mantener el plan de acción que dieron a conocer el domingo pasado para obligar a la salida inmediata de Ortega.

Hubo inconformidad porque integrantes de ese bloque, como Dolores Padierna, Martí Batres y Alejandro Sánchez Camacho, por ser comisionados políticos, dejaron entrever que ya había un acuerdo entre las corrientes.

De antemano desconocemos cualquier resolución porque la Comisión Política no ha sido garantía de nada, señaló Gilberto Ensástiga, de RUNI.