Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Cambio Climático

Genera deforestación y contaminación a gran escala, advierte

Minería a cielo abierto, principal peligro para el medio ambiente en México: Rema
Hugo Martoccia
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 50

Cancún, QR, 8 de diciembre. El principal peligro para el medio ambiente en México proviene de la minería a cielo abierto, porque existen concesiones para realizar esta práctica en una cuarta parte del territorio nacional, lo que generará deforestación y contaminación en gran escala, aseguró la organización no gubernamental Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema).

Miguel Martínez, integrante de Rema, sostuvo que la industria minera a cielo abierto genera daños irreversibles al medio ambiente, según demuestran las propias manifestaciones de impacto ambiental (MIA) que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales autoriza a las empresas mineras.

De acuerdo con las propias MIA que les han aprobado, (las actividades mineras a cielo abierto) generan una afectación de por vida en los territorios donde se asientan, y es un impacto económico, social, político y de salud pública para el país, dijo Martínez en su intervención en el Foro Internacional de Justicia Climática, que se realiza en la Casa de la Cultura de Cancún, de manera paralela a la Cumbre Climática COP 16.

El problema real, aseguró, es que desde 1995 se han otorgado 25 mil concesiones para proyectos mineros, que en total controlarán 26 por ciento del territorio nacional. Actualmente sólo 10 por ciento está operando, y las demás comenzarán en los próximos años.

Martínez aseguró que cada año ese 10 por ciento de mineras en funcionamiento genera 70 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, lo que da una medida de lo que sucederá en los años siguientes.

El PRD presenta decálogo de acciones contra cambio climático

A su vez, Casey Camp-Horinek, integrante de la nación ponca de Oklahoma, Estados Unidos, advirtió a los indígenas y comunidades rurales de Latinoamérica que el objetivo de las naciones poderosas es quitarles sus tierras y sacarlos de allí.

Ustedes verán lo que se les avecina, dijo. En Naciones Unidas están esperando que esto pase de manera rápida, y les ponen nombres bonitos, pero el comercio de carbono les arrebatará las tierras.

De su lado, el dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Ortega, presentó en conferencia de prensa un decálogo de acciones para enfrentar el cambio climático, que incluye evitar que la biodiversidad del país sea patentada por particulares, garantizar el acceso al agua sin privatizarla, y cobrar un impuesto al carbono diferenciado para los países en desarrollo.

El decálogo contiene además un pedido a Naciones Unidas para que se incluya un nuevo grupo en la Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático, integrado por legisladores de todo el mundo.

Igualmente, el senador perredista Rubén Velázquez informó que por el cambio climático más de 700 municipios del país sufrieron desastres naturales este año, lo que generó gastos por 45 mil millones de pesos.