Mundo
Ver día anteriorViernes 10 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment
Diplomáticos estadunidenses protegen intereses de los grandes consorcios en Rusia
Juan Pablo Duch
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 10 de diciembre de 2010, p. 27

Moscú, 9 de diciembre. Los diplomáticos estadunidenses en Rusia, como puede verse en un cable difundido por Wikileaks, también se dedican a cabildear los intereses económicos de las multinacionales y los grandes consorcios de Estados Unidos.

Quedó claro cuando, en un peculiar intercambio de favores, los sistemas de pago con tarjetas de crédito y débito Visa y MasterCard, suspendieron las donaciones en favor de Wikileaks, con la misma facilidad que, meses antes, la oficina de Hillary Clinton, jefa de la diplomacia de Estados Unidos, saliera en defensa de su actividad en Rusia.

El primero de febrero de este año la embajada sugirió al Departamento de Estado usar toda su influencia para impedir que la Duma (Cámara de diputados) de Rusia aprobara una ley que, en su opinión, afectaría a Visa y MasterCard.

Moscú planea crear un sistema nacional de pagos mediante tarjeta, que pretende captar todas las comisiones por el uso de los plásticos y, por lo mismo, quitar esos ingresos a Visa y MasterCard, dice el cable.

El proyecto de ley también establecía la prohibición de enviar a otros países los datos sobre pagos realizados en Rusia.

Recomendamos que altos funcionarios de Estados Unidos utilicen sus encuentros con sus colegas rusos, en primer lugar dentro de la comisión binacional creada por los presidentes Obama y Medvediev, para presionarlos en el sentido de realizar cambios en el proyecto de ley y asegurar que no se lastimen los intereses económicos de los sistemas estadunidenses de pago con tarjeta, concluye el documento.

El proyecto de ley empezará a ser discutido en breve por los diputados de la Duma, pero el director general de política financiera del Ministerio de Finanzas ruso, Serguei Barsukov, acaba de anunciar que se modificó el borrador tomando en cuenta las preocupaciones de los consorcios extranjeros.

Ya no se pone ningún impedimento al envío de datos de los usuarios al exterior, anticipó el funcionario ruso.

A la espera de una explicación

El canciller Serguei Lavrov dijo este jueves que su país espera que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) le explique qué significa el plan para proteger a los países del Báltico y Polonia de una posible agresión rusa, que se conoció por las revelaciones de Wikileaks.

Tenemos muchas preguntas y esperamos respuestas, dijo Lavrov, a sabiendas de que nos las habrá.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, adelantó hoy que la alianza noratlántica no comenta filtraciones de información secreta, aunque, repitió, no considera a Rusia un adversario o una amenaza.

Aquí llamó la atención que dicho plan se comenzó a diseñar en diciembre de 2009, justo cuando Lavrov se reunió con sus colegas de la OTAN para dar los primeros pasos que normalizaran la relación después del enfriamiento que provocó la guerra entre Rusia y Georgia en agosto de 2008.

En un cable de la misión estadunidense en la OTAN se informa de la decisión de extender el plan Eagle Guardian (Aguila Guardián) de Polonia a Estonia, Letonia y Lituania ante el riesgo de un hipotético ataque de Rusia y se detallan las medidas militares que se tomarían en ese supuesto.

Resulta que la OTAN, con una mano, a nivel de ministros de Relaciones Exteriores se pone de acuerdo con nosotros en elaborar importantes documentos como socios y, con la otra, aprueba a nuestras espaldas un plan secreto para defenderse de nosotros, lamentó Lavrov.