Mundo
Ver día anteriorSábado 11 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment
Preocupa a gobierno de Rodríguez Zapatero capacidad de Calderón para luchar contra la corrupción
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 11 de diciembre de 2010, p. 29

Madrid, 10 de diciembre. La actual ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, reconoció en enero de 2009 ante Tom Shannon, el número dos del Departamento de Estado, las dudas del gobierno español sobre la capacidad de (presidente Felipe) Calderón para luchar contra la corrupción dentro de su gobierno. En una serie de documentos revelados por el portal informativo Wikileaks, también queda patente las negociaciones secretas entre España y EU para incorporar al país ibérico en la Iniciativa Mérida, que califican de vital para la defensa de nuestros intereses en América Latina.

En un documento confidencial emitido por la Embajada de EU en Madrid, con el número 187673, se hace un exhaustivo informe sobre el encuentro entre Shannon y Jiménez, quien entonces fungía como secretaria de Estado para Iberoamérica, que en la nomenclatura de la burocracia mexicana es el equivalente a una subsecretaría. Durante la reunión, de más de dos horas, Jiménez y Shannon coincidieron en señalar el aumento de la violencia por los carteles de la droga y la corrupción como dos de los principales desafíos para México y Centroamérica.

En una parte del diálogo, en el que cada uno expone su visión geoestratégica de la región, Jiménez alabó al gobierno de EU por centrar su atención en la frontera entre México y Guatemala, sobre todo en materia de seguridad. Según el documento confidencial, Jiménez expresó sus dudas sobre la capacidad de Calderón para luchar contra la corrupción dentro de su gobierno, pero al mismo tiempo alabó el respeto generalizado hacia su figura dentro de la región.

Pese a las dudas que dice tener sobre el presidente mexicano, Jiménez se declaró una gran admiradora de Calderón, a quien describe como el mejor del actual grupo de jóvenes líderes de Latinoamérica. También expresó una buena opinión del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, pues en 2007 la funcionaria afirmó que el brasileño está haciendo las cosas bien.

En este sentido, Jiménez insistió ante Shannon que lo que es bueno para América Latina es bueno para España, así que sugirió que EU, España, Brasil y México se vean más como aliados que como rivales. Durante ese viaje, Shannon mantuvo también un encuentro con Bernardino León, jefe de gabinete del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y quien antes había fungido como secretario de Estado de Exteriores, con el que también intercambió puntos de vista sobre el enorme desafío que representa para México y Centroamérica el aumento de la violencia por el crimen organizado y la profunda corrupción en las administraciones públicas.

Interés ibérico en la Iniciativa Mérida

Tras los encuentros de Shannon con Jiménez y León, el informe de la Embajada estadunidense concluyó que España parece genuinamente interesada en trabajar en conjunto con EU, y la Iniciativa Mérida podría ser una oportunidad única para trabajar en ese terreno, si podemos pasar de las buenas intenciones a las acciones concretas, puesto que los españoles son cada vez más conscientes que muchos de los problemas de Latinoamérica, como el tráfico de drogas, les impactan tanto o más que a EU.

Esta mención a la incorporación de España a la estructura y el financiamiento de la Iniciativa Mérida no es nueva. En julio de 2008, según se recoge en otro documento confidencial, también redactado en la delegación diplomática estadunidense en Madrid y con número 162792, la secretaria de Estado para Iberoamérica se reunió con el jefe de la misión, Hugo Llorens, y le habría expresado la importancia para EU y España de trabajar juntos para fomentar la democracia en la región buscando vías más sólidas para establecer un sistema legal fiable y promover reformas políticas. De nuevo salió a colación el plan de seguridad diseñado por Washington para México y Centroamérica, y Jiménez se mostró extremadamente optimista sobre la ayuda que está brindando EU a México para combatir el crimen organizado. Jiménez incluso afirmó que “es de una importancia crítica para la región el éxito del presidente Calderón en su tenaz lucha contra los cárteles de la droga”, además de reconocer su enorme preocupación ante el deterioro de la situación en Centroamérica y que enfrentarse directamente contra la corrupción y el narcotráfico es vital para la región.