Mundo
Ver día anteriorDomingo 12 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Contra el Establishment

En conversación telefónica el estadunidense condena las acciones deplorables de Wikileaks

Llama Obama a Calderón para refrendar relación tras filtraciones

El diálogo fue para felicitar al mandatario mexicano por la cumbre climática, indica Los Pinos

En respuesta, el jefe del Ejecutivo dice que las revelaciones no deben distraer la cooperación

Foto
Barack Obama y Felipe Calderón confirmaron por teléfono su compromiso por trabajar unidos contra bandas criminales, informó la Casa Blanca. En la imagen, los mandatarios durante una cena en el DF, en 2009Foto José Carlo González
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 12 de diciembre de 2010, p. 34

Washington, 11 de diciembre. El presidente Barack Obama condenó las acciones deplorables e irresponsables de Wikileaks durante una conversación con su par mexicano, Felipe Calderón; ambos mandatarios afirmaron que las filtraciones no deberían distraer a ambos gobiernos de su cooperación bilateral.

La Casa Blanca informó que Obama se comunicó este sábado por teléfono con Calderón para felicitarlo por llevar a una exitosa conclusión la conferencia sobre cambio climático en Cancún y, aparentemente, se vio obligado a refrendar la cooperación entre ambos gobiernos ante las revelaciones de Wikileaks.

En tanto, la Presidencia de la República señaló que ambos mandatarios intercambiaron puntos de vista sobre el caso Wikileaks y coincidieron en que este deplorable asunto no debe contaminar la relación de cooperación entre los gobiernos de México y Estados Unidos.

Sin mencionar el estado de sitio en Michoacán o la desconfianza expresada por la administración de Obama sobre la lucha antinarcóticos realizada por el gobierno de Calderón, reveladas en los cables diplomáticos filtrados por Wikileaks, la Casa Blanca indicó que los presidentes reafirmaron su compromiso compartido de trabajar conjuntamente contra las organizaciones criminales trasnacionales, como también mejorar la cooperación fronteriza y mejorar el bienestar económico de gente en ambos países, según el resumen oficial de la conversación telefónica.

“Los presidentes discutieron las acciones deplorables de Wikileaks y acordaron que esos actos irresponsables no deberían distraer a los países de nuestra cooperación importante”, afirmó el gobierno estadunidense en un comunicado.

De lado, los temas polémicos

Vale recordar que en esas filtraciones el gobierno estadunidense cuestiona la capacidad del Ejército Mexicano y del aparato de inteligencia de su vecino del sur para hacer frente al crimen organizado. A la vez, se revelaron instrucciones para evaluar el estado emocional de Calderón en situaciones adversas y se expresó preocupación por el nivel de corrupción y debilidad institucional de algunas de las agencias del gobierno encargadas de la lucha antinarcóticos.

Aunque públicamente Obama no se ha comunicado con sus contrapartes en el mundo para abordar el asunto de Wikileaks, el asunto evidentemente ha figurado en casi toda conversación internacional con el presidente. Hoy mismo Obama también abordó el tema en una conversación telefónica con el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan. De hecho, tanto el presidente como la secretaria de Estado, Hillary Clinton, han intentado darle un giro al asunto al insistir en que se tiene que continuar con el trabajo diplomático sin permitir que las filtraciones sean, como lo comentó con Calderón, una distracción. Sin embargo, hay pocos rincones en el mundo donde no están obligados a responder ante las revelaciones de una u otra manera.

Felicitación, motivo oficial

El motivo oficial de la llamada a Calderón no fue la relación bilateral, sino el evento en Cancún. A pesar del avance microscópico logrado para abordar la crisis climática, en parte por la decisión de Estados Unidos de no promover de manera vigorosa un acuerdo más ambicioso, Obama felicitó a Calderón por su liderazgo y el trabajo excelente de México en dirigir la conferencia de Cancún a una conclusión exitosa, que construye sobre el histórico acuerdo de Copenhague y avanza el esfuerzo para abordar el reto del cambio climático.

En tanto, la Presidencia de la República destacó que Calderón recibió la llamada de Obama, quien expresó que gracias a México, en las conferencias de Cancún se lograron históricos acuerdos, así como acciones concretas y efectivas frente al cambio climático, que representan un importante paso en la dirección correcta en esta materia.

El jefe del Ejecutivo mexicano agradeció, indica el comunicado de prensa, el reconocimiento del presidente Obama y le manifestó que gracias a la voluntad y esfuerzos de todos los países, más allá de diferencias e intereses particulares, fue posible establecer las bases para tomar las medidas urgentes y enfrentar esta amenaza global. 

En la llamada, concluyó el texto, los presidentes trataron algunos aspectos de la relación bilateral y reafirmaron su compromiso para trabajar conjuntamente en los temas de interés mutuo.