Mundo
Ver día anteriorDomingo 12 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment
Chismería yanqui, dice Ortega; aviva Uribe escándalo en Colombia
Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Domingo 12 de diciembre de 2010, p. 34

Bogotá, 11 de diciembre. El ex presidente colombiano Álvaro Uribe defendió hoy al jefe de la policía, Óscar Naranjo, y a dos ex funcionarios que fueron mencionados en cables confidenciales de Estados Unidos filtrados por Wikileaks, sobre un caso de espionaje que sacude al país.

Según un documento publicado por el diario francés Le Monde, Naranjo le dijo al anterior embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, que sospechaba que dos altos funcionarios del entorno de Uribe, quien gobernó de 2002 a 2010, ordenaron espiar a diversas personalidades del país.

El general Naranjo me ha expresado, en el contexto de la conversación, que debido al clima de opinión sobre las interceptaciones, podrían llegar a los doctores Bernardo Moreno, entonces secretario general de la Presidencia, y José Obdulio Gaviria, ex asesor de la misma institución, como conocedores de información y no como ordenadores de acciones ilegales, afirmó Uribe según un comunicado.

La trama de escuchas contra jueces de la Corte Suprema, opositores al gobierno de Uribe, activistas por los derechos humanos y periodistas críticos implica al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, servicio de inteligencia), que depende directamente de la presidencia.

Tuve y mantengo toda la confianza en el general Naranjo, figura superior de la policía del mundo. Creo totalmente en la transparencia de Moreno y Gaviria, señaló el ex mandatario.

El ex candidato presidencial, el izquierdista Gustavo Petro, consideró como cínicas las declaraciones de Uribe sobre Moreno y Gaviria –investigado a su vez por el Congreso en el marco del escándalo por espionaje– y pidió a Naranjo dar explicaciones a Santos y a la sociedad colombiana, y no al ex presidente.

La Procuraduría de Colombia sancionó ya con inhabilitación por 18 años a Moreno, quien también es investigado por la Fiscalía, tal como ocurre con otros ex funcionarios y ex directivos y ex agentes del DAS.

El escándalo comenzó en febrero de 2009, cuando se conoció que el DAS hizo seguimientos e interceptó los teléfonos de varias personalidades en una acción ilegal, pues no hubo orden de un fiscal o un juez.

Por otra parte, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, manifestó la disposición de mantener la cooperación con Estados Unidos en temas de coincidencia e interés común, pese a la chismería yanqui revelada por Wikileaks que lo acusó de recibir dinero del narcotráfico.

Nicaragua quiere dejar claro que su política con Estados Unidos es de respeto, de colaboración, e intercambio en temas en los que tenemos intereses comunes, afirmó Ortega durante la graduación de cadetes del ejército en Managua.

Mensajes diplomáticos estadunidenses revelados por Wikileaks acusaron a Ortega de aceptar sobornos de narcotraficantes y de recibir maletas llenas de dinero de Venezuela.