Mundo
Ver día anteriorLunes 20 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment

Funcionario de Washington reportó al ex presidente de la isla en condición terminal

Las facultades de Fidel Castro sufren inevitable deterioro, refirió en 2007 la oficina de EU en Cuba
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Lunes 20 de diciembre de 2010, p. 31

Las facultades del líder de la revolución cubana, Fidel Castro, sufren un deterioro inevitable y continuarán así hasta que muera, pronosticó en 2007 la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, ocho meses después de que se retiró de sus funciones en el gobierno y en momentos en que en Cuba se hablaba de su retorno al poder.

Un memorando filtrado en Wikileaks con fecha del 3 de marzo de aquel año y dirigido al Departamento de Estado, señala que Castro está en condición terminal, pero el diplomático que redactó el documento, Michael Parmly, no se atrevió a predecir cuántos meses más vivirá Fidel Castro, porque nos estamos perdiendo muchas variables.

El documento evidencia una intensa actividad de los funcionarios de la oficina estadunidense en La Habana para tratar de saber cuál era el estado de salud de Castro, entonces de 80 años. Refiere a entrevistas con personas cuya identidad fue borrada en los textos, alude a un seguimiento puntual de las declaraciones de funcionarios sobre el caso y cita un documento entregado a los diplomáticos de Washington por individuos cuyos nombres también fueron eliminados del cable.

Transcurridos tres años de aquél fatal pronóstico de la oficina de intereses, Castro acumula ya decenas de artículos escritos en la prensa cubana y difundidos en el sitio Cubadebate y en La Jornada, así como varias apariciones en público en hospitales, universidades y hasta en el mismo Parlamento.

Castro se alejó del poder en julio de 2006 y no había aparecido en vivo en televisión, o en público, hacia la fecha en que fue enviado el reporte de la oficina de intereses estadunidenses, ocho meses después. Según esta versión, la enfermedad intestinal que puso a Castro fuera del servicio gubernamental se manifestó durante un viaje desde la localidad de Holguín a La Habana. En el traslado aéreo no había médico abordo y a pesar de ser un vuelo corto, fue necesario realizar un aterrizaje de urgencia debido a la hemorragia que padeció el líder revolucionario.

En un informe anterior al de marzo de 2007, la oficina estadunidense en Cuba señaló que Castro estuvo cerca de la muerte.

Los cubanos reaccionaron a las noticias sobre Castro con resignación y especulación, señaló Parmly en su cable de hace tres años y nueve meses.