Mundo
Ver día anteriorDomingo 26 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment

La central, sin objetivos pacíficos: Condoleezza Rice

Israel destruyó en 2007 un secreto reactor nuclear sirio
Foto
Soldados israelíes detienen a manifestantes palestinos y a activistas extranjeros que protestan por las restricciones para circular por CisjordaniaFoto Ap
Dpa, Afp y Notimex
 
Periódico La Jornada
Domingo 26 de diciembre de 2010, p. 23

Tel Aviv, 25 de diciembre. Israel destruyó un reactor nuclear secreto sirio en septiembre de 2007, según un cable diplomático estadunidense revelado por el sitio de Internet Wikileaks y que fue publicado hoy por el periódico israelí Yedioth Ahronoth.

El diario destaca que es la primera confirmación del hecho, ya que Siria siempre negó que hubiera sido destruida una central e Israel tampoco admitió el ataque.

El texto, que el diario afirma haber obtenido antes de su difusión por parte de Wikileaks, fue escrito el 25 de abril de 2008, y en él la entonces secretaria de Estado Condoleezza Rice señaló que el 6 de septiembre de 2007, Israel destruyó el reactor nuclear construido en secreto por Siria, al parecer con ayuda de Corea del Norte.

Tenemos todas las razones para creer que el reactor no fue construido con un objetivo pacífico, indicó Rice, al estimar que no podía servir para producir electricidad.

La misión israelí fue exitosa, el reactor fue destruido sin posibilidad de ser reconstruido. Siria completó la limpieza del lugar, eliminó la evidencia de lo que existía en el área y construyó un nuevo edificio encima, escribió Rice.

También añadió que el ataque se produjo semanas antes de que la instalación comenzara a funcionar, lo que hubiese convertido a la operación en algo mucho más peligroso.

También subrayó el secreto que rodeó su construcción y el rechazo de las autoridades sirias a invitar inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) o a medios informativos internacionales a la planta después de su destrucción.

Creemos, con base en evidencia sólida, que Corea del Norte ayudó a Siria a construir el reactor y hemos decidido que es tiempo de compartir más información al respecto con usted, añadió el cable dirigido a un colaborador de Rice.

Según Rice, la información de inteligencia provista por Israel y con nuestras fuentes y métodos indicaba que el reactor no había sido construido con objetivos pacíficos.

La ex secretaria de Estado subrayó que Israel tomó unilateralmente la decisión de atacar, pero mostró comprensión ante ese hecho.

El ex presidente George W. Bush relató en sus memorias haber resistido a las presiones de Israel para que bombardeara dicha planta.

En julio de 2008, el actual presidente Barack Obama entonces candidato demócrata a la Casa Blanca, había aprobado el ataque, insistiendo en el derecho de Israel a defenderse.

Ademas, añadio el Yedioth Ahronoth, la comunicación revela la preocupación de Israel de que tras el bombardeo, el presidente sirio Bashar Assad tomaría represalias.

Reconocimiento a Palestina

Por otro lado, la prensa israelí destacó hoy la nueva jugada de la que ya se conoce como Intifada de seda, en referencia al paulatino incremento de los países que reconocen a Palestina como Estado y que tuvo a Ecuador como su nuevo miembro.

Diarios como Haaretz o Jerusalem Post destacaron este sábado el reconocimiento que Ecuador hizo la víspera de Palestina como estado libre e independiente con fronteras previas a la ocupación israelí de 1967.

Ecuador se sumó así a Argentina, Brasil y Venezuela que a principios de diciembre hicieron tal reconocimiento, y a los cuales se espera que se sume Uruguay en enero de 2011.

De hecho el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, iniciará 2011 en Brasil, pues asistirá a la toma de posesión de la presidenta electa Dilma Rousseff.

De esta forma va tomando cuerpo lo que en Israel se conoce ya como Intifada de seda, en donde las protestas callejeras violentas son remplazadas por ese gradual reconocimiento del Estado palestino.

Este movimiento se da en el marco del fracaso de la iniciativa de la administración Obama por lograr un acuerdo palestino-israelí a través de negociaciones directas.