Política
Ver día anteriorLunes 27 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment
DEA, organización de espionaje global; opera en 63 países
Notimex y Afp
 
Periódico La Jornada
Lunes 27 de diciembre de 2010, p. 2

Nueva York, 26 de diciembre. La Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) se ha transformado en una organización de inteligencia global con alcances más allá de las drogas, informó hoy el diario The New York Times al citar cables diplomáticos filtrados por Wikileaks.

Los cables muestran que la DEA se ha extendido al punto que ha tenido que defenderse de políticos extranjeros que quieren utilizarla en contra de sus enemigos políticos.

Los cables ofrecen vistazos de agentes antinarcóticos balanceando la diplomacia y la aplicación de la ley en lugares donde puede ser difícil diferenciar a políticos y traficantes.

Por ejemplo, en Panamá, un mensaje urgente del presidente al embajador de Estados Unidos exigió que la DEA persiguiera a sus enemigos políticos: Necesito ayuda para intervenir teléfonos.

En Sierra Leona, una importante investigación de tráfico de cocaína casi se descarrila por el intento de la fiscalía general para solicitar 2.5 millones de dólares en sobornos.

En Guinea, el más grande narcotraficante del país resultó ser el hijo del Presidente y los diplomáticos descubrieron que antes de que la policía destruyera un gran cargamento de cocaína, la droga había sido sustituida por harina, según los documentos revelados por Wikileaks.

De acuerdo con el rotativo, funcionarios de la DEA y del Departamento de Estado se negaron a discutir, lo que dijeron era una información que no debió ser hecha pública.

Los cables filtrados en semanas recientes sobre la guerra contra las drogas ofrecen un panorama más claro de la influencia corruptora de los grandes traficantes y del complicado juego de averiguar qué funcionarios extranjeros son en realidad controlados por los señores de la droga.

Los cables esbozan la historia de un organismo que operaba a las sombras de la FBI y se ha convertido ahora en una agencia con 87 oficinas en 63 países y nexos tan cercanos con los gobiernos que mantienen en alerta a la Agencia Central de Inteligencia.

Debido a la ubicuidad del flagelo de las drogas, en la actualidad la DEA tiene contacto con gobiernos extranjeros, incluyendo aquellos que, como Nicaragua y Venezuela, han tensado las relaciones diplomáticas con Estados Unidos. En algunos países, la colaboración parece funcionar bien, con la DEA proporcionando la inteligencia que ha ayudado a reducir a los traficantes e incluso eliminar totalmente a los cárteles.

Por su parte, según otro cable difundido por Wikileaks, la diplomacia estadunidense se inquieta por la influencia en África occidental de narcotraficantes sudamericanos, que se sirven de la región para el transporte de cocaína.

Según los documentos revelados, algunos países, como Guinea Bissau, han caído presa de organizaciones criminales oportunistas y sofisticadas, y otros, como Sierra Leona y Liberia, se defienden como pueden, agregó Wikileaks.