Política
Ver día anteriorLunes 27 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment

Desde 2009 intercepta llamadas a celular para combatir al EPP

Paraguay pidió la ayuda de EU para operar una red de escuchas
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Lunes 27 de diciembre de 2010, p. 3

Asunción, 26 de diciembre. El gobierno del presidente paraguayo, Fernando Lugo, pidió a Estados Unidos ayuda para desarrollar una red de escuchas telefónicas que permitiera controlar 90 por ciento de las llamadas entre teléfonos celulares en el contexto de la lucha contra el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), según se desprende de un cable filtrado por el sitio de Internet Wikileaks.

De acuerdo con el cable, fechado el 18 de febrero de 2010, desde septiembre de 2009, la sede de la Agencia Antidrogas Estadunidense (DEA, por su siglas en inglés) en Asunción tiene capacidad para interceptar todas las llamadas que utilizan la red de la empresa Personal e intentaba conseguir la cooperación de TIGO, el otro provedor de celulares en Paraguay.

El cable señaló que el ministro del Interior, Rafael Filizzola, pidió a la embajadora estadunidense Liliana Ayalde la cooperación de la DEA para poner en funcionamiento un equipo informático donado por Brasil para espiar llamadas telefónicas con celulares entre miembros del EPP.

De acuerdo con Wikileaks la embajada puso en contacto a Filizzola con John Zaginailoff, un especialista tecnológico de la DEA, para aplicar el programa. Pero antes de cooperar Zaginailoff pidió copia de las leyes paraguayas que permiten la ayuda de Estados Unidos para poner en práctica el espionaje telefónico.

El ministro enfatizó que no tendrá problemas en expandir el programa de espionaje porque ya tiene un decreto de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) que obliga a la cooperación de empresas telefónicas y además cuenta con apoyo de la Ley Antisecuestro y la Constitución de Paraguay, afirmó el cable.

Pero la embajadora Ayalde acotó que el presidente de la Corte Suprema, Antonio Fretes, y el titular de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), César Aquino, han expresado dudas sobre la legalidad del pro- grama ampliado.

El Congreso paraguayo no recibió en 2010 ningún proyecto de ley referido a las escuchas telefónicas.

La petición se realizó en febrero y el objetivo declarado por Filizzola, era el de luchar contra el EPP.

La lucha contra la droga es importante, pero (el narcotráfico) no hará caer a nuestro gobierno. El EPP podría hacerlo dijo Filizzola en una nota secreta dirigida a Ayalde.

Sin embargo, Estados Unidos se negó a ceder programas informáticos que permitieran poner en operación equipos adquiridos para interceptar llamadas debido a que a criterio de las autoridades estadunidenses las escuchas podrían utilizarse con fines políticos.

Tras la publicación del cable, Filizzola admitió que el gobierno realiza escuchas telefónicas, pero solo en ocasiones especiales. Niego categóricamente que el gobierno escuche genéricamente las conversaciones por celular.

Tras evaluar el impacto de la información, el secretario de Estado manifestó que el gobierno del presidente Fernado Lugo ya no dará explicaciones sobre las publicaciones que vayan saliendo de Wikileaks.

Como línea general no vamos a hacer referencia cada vez que surja alguna publicación de este tipo. Hay más de 250 mil documentos que se le atribuyen a las diferentes embajadas y al Departamento de Estado de Estados Unidos, sentenció.

El ministro manifestó que la política de seguridad del gobierno paraguayo se encuentra dentro del marco legal, al hacer referencia a las escuchas telefónicas que realizaron durante el secuestro del ganadero Fidel Zavala.

El EPP, es un grupo armado de izquierda que según las autoridades del país sudamericano es adiestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El EPP ha hecho de los productores pecuarios su principal objetivo, tanto de raptos como de ataques y quema de fincas.