Política
Ver día anteriorMartes 28 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La revelación de Wikileaks, cierta, pero no nueva: Felipe González

Confirma senador panista que el Ejército desconfía de la policía
Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Martes 28 de diciembre de 2010, p. 6

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado, el panista Felipe González, dijo este lunes que la información del cable de Wikileaks que da cuenta de que el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Guillermo Galván Galván, desconfía de las policías por corrupción y porque dan pitazos al crimen organizado, es cierta. Eso nos lo dijo el titular de la Sedena a los senadores en abril pasado, en una reunión privada.

Durante esa reunión privada del gabinete de seguridad nacional, efectuada en el Senado en abril pasado, el general “nos dijo que luchaban contra el crimen y contra los que están avisándole al narcotráfico de los operativos. Fue preciso el general cuando nos dijo que sentía que su gente estaba siendo atacada impunemente por los avisos que los malos policías o por dinero, o por miedo, daban a los grupos criminales”.

El ex gobernador de Aguascalientes destacó que en el encuentro el general Galván refirió que ya se decidiera de una vez, si la participación de los militares en la lucha contra el crimen organizado iba a ser para siempre o no, porque ellos tenían que regresar a sus ocupaciones habituales y por lo que se estaba viendo, esto no tiene para cuándo darse.

Recordó el senador que tan es cierta esa información que nos indispusimos con el senador Ricardo Monreal, porque saliendo del encuentro privado, salió y contó todo a los reporteros.

Galván, subrayó el panista González, nos pidió en esa ocasión que ya saliera la Ley de Seguridad Nacional, que cómo era posible que estuviéramos sacando a la calle al Ejército y no le diéramos un marco legal, que hasta dónde íbamos a permitir dejar a las fuerzas armadas el día de mañana expuestas a los reclamos por violaciones a derechos humanos.

Durante el encuentro, también el general Galván nos explicó que habían desarmado a policías municipales para que armeros del Ejército revisaran esas armas y vieran cuántas habían sido utilizadas en ataques a autoridades. O sea, nos dijo que la situación era delicada en aquel tiempo, que era grave, por eso nos indispusimos con el senador Monreal, que luego luego salió a decir lo que nos habían dicho en la reunión privada.

Felipe González dijo que en ese encuentro el general Galván estuvo poniendo el dedo en la llaga, que no podían ellos estar confiando en los policías municipales y estatales.

Agregó que recientemente el Sistema Nacional de Seguridad Pública le acababa de avisar que en 12 municipios se ha hecho un gran esfuerzo para la depuración de policías, pero en el resto, los avances no pasan de 10 por ciento.

El titular de Sedena nos reclamó que se había dado un plazo de cuatro años para la depuración. Tenía razón el general, pues veía que la capacitación y la depuración de policías avanza de manera muy lenta.