Opinión
Ver día anteriorJueves 6 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No volverán, respondían los oficialistas a opositores que gritaban libertad, libertad

Regresa la oposición a la Asamblea unicamaral de Venezuela con 40 por ciento de los diputados
Foto
El presidente Hugo Chávez presenta al nuevo líder del Parlamento, Fernando Soto Rojas, la espada original del libertador Simón BolívarFoto Reuters
Foto
Opositores muestran carteles con la votación que dicen obtuvieronFoto Ap
Reuters, Afp, Dpa y Pl
 
Periódico La Jornada
Jueves 6 de enero de 2011, p. 21

Caracas, 5 de enero. Al grito de no volverán, no volverán y silbidos con que los diputados oficialistas respondían a las consignas de los opositores que gritaban libertad, libertad, se instaló este miércoles la nueva Asamblea Nacional de Venezuela, que después de cinco años de ausencia marca el regreso de la oposición política con una representación de 40 por ciento.

¡Qué hablen los opositores! Que nuestros diputados los triturarán con el discurso de la verdad, como hoy ocurrió, declaró más tarde el presidente Hugo Chávez. Donde se presenten las voces de la derecha, las voces de la contrarrevolución, serán arrolladas por las voces de la verdad, agregó el mandatario ante un grupo de seguidores en el centro de Caracas.

En la primera sesión, en que se abordó como punto único de la agenda la elección de la directiva, el oficialismo impuso su mayoría para que el ex guerrillero Fernando Soto Rojas obtuviera el liderazgo del Parlamento, con Aristóbulo Istúriz y Blanca Eekhout, del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como primer y segundo vicepresidentes.

De 77 años, Soto Rojas afirmó que trabajará sin descanso con el fin de que la Asamblea unicamaral se transforme en popular, en pueblo legislador. Con alusiones a Pablo Neruda, al libertador Simón Bolívar y a Fidel Castro en su discurso de investidura, dijo sin embargo que vamos a oírnos, esto tiene que terminar en santa paz, tratando de calmar los ánimos frente a la oposición política.

Las marchas y concentraciones, organizadas por el oficialismo y sus adversarios para acompañar la entrada de sus diputados a la sede de la Asamblea, transcurrieron sin incidentes, mientras que en el recinto parlamentario la sesión de abrió con el himno nacional y un incipiente reclamo de los opositores por la aprobación de la anterior asamblea de una ley que le da al presidente Chávez poderes excepcionales para legislar por decreto durante 18 meses.

En diciembre, la legislatura saliente aprobó además con urgencia más de 20 leyes, como las de telecomunicaciones, de responsabilidad social en radio, televisión e Internet y del sector bancario, entre otras. Sin embargo, el presidente dio marcha atrás anoche en la polémica ley de universidades, muy criticada por la oposición al considerar que violaba la autonomía de esos centros de estudio.

En el nuevo periodo legislativo de cinco años 2011-2015, de un total de 165 parlamentarios, el oficialista PSUV tendrá mayoría simple con 98 representantes ante 65 de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática y dos que se declaran independientes por el Partido Patria para Todos.

Las primeras intervenciones de los asambleístas fueron utilizadas para intercambiar acusaciones e insultos entre las dos fuerzas políticas rivales. La ex presidenta de la Asamblea y diputada electa por el oficialismo Cilia Flores advirtió a la oposición que vamos a demostrar que 98 es más que 65, lo que caldeó los ánimos.

La coalición opositora obtuvo en las elecciones del 26 septiembre pasado 5.31 millones de votos, mientras que el PSUV reunió 5.39 millones de sufragios pero sumó 98 diputados gracias a una ley que permitió cambios que dieron cupos adicionales al partido más votado y al sufragio rural, que suele favorecer al chavismo.

Los opositores gritaban libertad, libertad, lo que era silenciado por silbidos y gritos de la bancada oficialista, que aseguraba no volverán, no volverán.

Cuando ustedes dicen no volverán debemos darles una mala noticia, hemos vuelto a la Asamblea Nacional, dijo Richard Blanco. Su intervención fue interrumpida varias ocasiones por gritos de asesinos, asesinos y lacayos del imperio, pues el bloque opositor propuso como primer vicepresidente a un diputado que se encuentra detenido por homicidio.

El presidente Chávez calificó de vergüenza que la oposición haya nominado a la directiva del Legislativo a un asesino, en referencia al encarcelado diputado José Sánchez, y dijo que de tener ellos mayoría llenarían el Parlamento de asesinos, ladrones y corruptos, pero sostuvo que nunca más volverán a ser mayoría.

El mandatario, quien insistió en que se postulará a la presidencia en 2012, llamó a sus simpatizantes a que decidan si quieren seguir con Chávez o quieren que vuelva la derecha a gobernar Venezuela, los que quieren ser una colonia yanqui váyanse con ellos, lo que quieran patria vengan conmigo a construir la patria.

En el recinto legislativo, el también opositor Alfonso Marquina dijo que el grito de democracia, de libertad, de paz y de cambio va a retumbar en todo el territorio nacional en 2012, en referencia a las elecciones presidenciales de finales de ese año.

Horas antes, Chávez saludó a la nueva Asamblea. La política sin un contrincante, sin un antagonista, no es política, es cualquier otra cosa. Yo estoy contento con la nueva conformación de la Asamblea, afirmó. Pero lanzó un mensaje a la oposición: ojalá respeten la Constitución, las leyes de la república, la institucionalidad.

Añadir un comentario