Estados
Ver día anteriorLunes 10 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Proyecto del municipio de Solidaridad pretende replicar el modelo de desarrollo de Cancún

Crecimiento urbano y turístico sin orden amenaza a Playa del Carmen

La población aumentaría 600% para 2050

Cambio climático, ausente de las proyecciones

Foto
Autoridades del municipio de Solidaridad buscan reproducir en Playa del Carmen el esquema de crecimiento aplicado en CancúnFoto José Luis López Soto
Hugo Martoccia
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 10 de enero de 2011, p. 27

Playa del Carmen, QR, 6 de enero. El ayuntamiento de Solidaridad prepara un programa de desarrollo urbano (PDU) para 2050, en el cual propone multiplicar la densidad demográfica y la oferta de alojamiento en la ciudad de Playa del Carmen, sin planificación ni medidas de adaptación o mitigación contra el cambio climático.

Según el proyecto, que está en su etapa final de análisis antes de que lo apruebe el cabildo, se pretende que la población de esta ciudad aumente de 3.88 a 17 habitantes por cuarto de hotel, para equipararse con Cancún.

Con ese crecimiento, el municipio de Solidaridad –donde se asienta la Riviera Maya– podría tener más de 80 mil cuartos hoteleros en 2050 y la ciudad de Playa del Carmen pasaría de 143 mil habitantes a casi un millón en 2050, seis veces más.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) denunció que no hay un estudio de mercado que sustente ese crecimiento hotelero.

Los activistas señalaron que las previsiones del gobierno se basas en calcular cuántos hoteles caben en la Riviera Maya y no en el número óptimo para evitar que se pierda competitividad o que ocurra una sobredensificación urbana, como en Cancún.

En el municipio de Benito Juárez (donde se ubica Cancún), por cada cuarto hotelero hay alrededor de 20 habitantes; en este caso se prevén 17, dice el informe que el Cemda preparó para la consulta pública del PDU.

Licencia para saturar

Otra semajanza que podría haber entre Playa del Carmen y Cancún es la sobredensificación de zonas turísticas.

El proyecto de PDU propone aplicar una transferencia de potencial de desarrollo, para que los terrenos donde no pueda construirse por su fragilidad ambiental puedan vender sus derechos de edificación para que se instalen más inmuebles de los permitidos en terrenos de vocación turística.

Es una herramienta financiera diseñada para apoyar a los propietarios de los predios clasificados como áreas de preservación ecológica, dice el proyecto.

Con ese mecanismo, casi 593 hectáreas localizadas en tres zonas de preservación ecológica del municipio de Solidaridad donde hay ríos subterráneos podrán emitir derechos de edificación para erigir 2 mil 965 viviendas o 5 mil 930 habitaciones de hotel.

Esta última cifra es casi exactamente igual a la proporción en que, según la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, se han rebasado el plan original de crecimiento de la zona hotelera de Cancún.

El resultado ha sido el abaratamiento de este destino, la baja en la afluencia turística y un grave impacto social, fenómenos que podrían repetirse en Playa del Carmen, advirtió el Cemda.

Además, el proyecto de PDU de Solidaridad incluye un criterio denominado coeficiente de modificación de suelo, que permitirá que sólo se mantenga como área verde intocada 10 por ciento de la superficie de un predio, algo que ni siquiera sucede en Cancún, donde hasta la mitad de los predios, según la zona, deben tener espacios verdes.

Además, el documento no incluye previsiones ante los efectos del cambio climático (elevación del nivel del mar, incremento de eventos huracanes y otros fenómenos meteorológicos), intrusión salina en ríos subterráneos y pérdida de biodiversidad, entre otros, a pesar de que el Instituto Nacional de Ecología prevé que el calentamiento global podría inundar el litoral de esta zona con entre uno y dos metros de agua de mar.

De aprobarse, el proyecto remplazaría al vigente, que abarcaba hasta 2026 y que según el alcalde priísta Román Quian Alcocer –quien dejará el cargo en cinco meses– ya quedó rebasado.