Cultura
Ver día anteriorMartes 11 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Plasmaron en pinturas y grabados una estética de compromiso social

Se conmemoran este 2011 los centenarios de Ángel Bracho y Francisco Dosamantes

Pertenecieron al Salón de la Plástica Mexicana y la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios

El primero utilizó la técnica sobre linóleo en su obra gráfica; el segundo, cultivó la litografía

Merry MacMasters
 
Periódico La Jornada
Martes 11 de enero de 2011, p. 3

En 2011 se conmemoran los centenarios de los pintores y grabadores Ángel Bracho y Francisco Dosamantes, quienes plasmaron en su estética su compromiso social. Los dos fueron originarios de la ciudad de México.

Ángel Bracho nació el 14 de febrero –no el 11, como luego se anota–, mientras Francisco Dosmantes vio la primera luz el 4 de octubre de 1911. El primero murió en febrero de 2005 y el segundo en 1986.

En 2009 el Salón de la Plástica Mexicana, al que pertenecieron ambos artistas, auspició un ciclo de exposiciones titulado In memorian, que fue abierto con una muestra de Bracho.

Asimismo, los dos fueron alumnos de la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Bracho cursó estudios regulares de 1929 a 1934 en ese plantel, aunque primero ingresó en los cursos nocturnos especiales impartidos para obreros. Había cursado cuatro años de escuela primaria y sus ocupaciones iniciales fueron cobrador de camión, ayudante de carnicero, pintor de brocha gorda y peluquero (es autor de Peluquería al aire libre, grabado sin fecha).

En el último año de sus estudios, Ángel Bracho ingresó a la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR), a la que también perteneció Dosamantes.

Bracho realizó su primer mural, Vitaminas (1935), en los techos del mercado Abelardo L. Rodríguez, al participar en la decoración de éste. Al año siguiente ingresó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y se incorporó a las misiones culturales como maestro de dibujo. En 1936 pintó el fresco El agua (destruido) en el palacio municipal de Tezcatlán, Oaxaca; las piroxilinas Libertad sindical, en la Federación Sindical de Los Mochis, Sinaloa, y Las luchas sociales del estado de Puebla (en colaboración con Alfredo Zalce) en el Instituto Normal de la capital poblana, ambas de 1938.

De sus viajes por México nació el álbum de cuatro litografías de su autoría, titulado El rito de la tribu de los huicholes, que data de 1940.

Bracho participó en 1937 en la fundación del Taller de Gráfica Popular –Dosamantes ingresó en 1939–, al que perteneció más de medio siglo, y colaboró con sus grabados en la revista Futuro, de la Confederación de Trabajadores de México. El artista desarrolló casi toda su obra gráfica con la técnica de grabado sobre linóleo.

Bracho obtuvo el primer lugar en grabado en un concurso organizado por la entonces Secretaría de Recursos Hidráulicos. En 1960 recibió la medalla de oro para la técnica de xilografía, otorgada por la revista Visión, en el Concurso Latinoamericano efectuado en Buenos Aires.

En 1966 fue nombrado catedrático honorario de la Academia del Diseño y Grabado, de Florencia, Italia. Ángel Bracho expuso su obra en Rusia, Francia, Italia, Estados Unidos y Sudamérica.

Francisco Dosamantes, por su parte, en 1928 se integró al Grupo de Pintores 30-30 y participó en la Exposición Iberoamericana, de Sevilla, España, donde recibió una medalla de plata y diploma. Conocido más por su trabajo litográfico, en 1930 comenzó a grabar como ayudante de Emilio Amero en el taller de litografía de la Escuela de Artes Plásticas.

Obras sobre la lucha agraria

Como profesor de artes plásticas de las Misiones Culturales de la SEP, Francisco Dosamantes recorrió varios estados. En la escuela de la colonia Emiliano Zapata, en Morelos, creó el mural al temple Las Misiones Culturales al servicio del pueblo (1933); en la sierra de Chihuahua pintó al temple sobre aplanado La lucha agraria (1937), en el Instituto de Mejoramiento Social, que había pertenecido a la compañía maderera Pearson, convertido en la Delegación Municipal, Centro Maderero Pearson, y de nuevo La lucha agraria (1938) en la Delegación Municipal del pueblo Villa Victoria, sierra de Michoacán.

Una década después hizo Morelos y la Independencia de México, temple y óleo, en la Casa de Morelos, en Carácuaro, Michoacán. A principios de los años 40 del siglo pasado, como docente de artes plásticas en las Misiones Culturales de tipo urbano de la SEP, llegó a ser responsable de la sección de artes plásticas del Departamento de Misiones Culturales de esa dependencia federal.

En 1946, Dosamantes expuso en forma individual tanto en la A.C.A. Gallery, en Nueva York, como en la Galería de Arte Mexicano, en la ciudad de México. Dos años después fue secretario general de la Sociedad para el Impulso de las Artes Plásticas, a la vez que montó una muestra en la Alianza de Arte, de Filadelfia, y en la Galería de la Unión Panamericana, en Washington, DC.

Los años 50 del siglo pasado trajeron exposiciones individuales en las galerías de Arte Moderno y de Arte Contemporáneo, así como en el Salón de la Plástica Mexicana en la ciudad de México. En 1955 algunas de sus obras figuraron en la exposición del Frente Nacional de Artes Plásticas, que recorrió varios países de Europa y posteriormente viajó a la República Popular China, a la vez que participó en la Exposición de Pintura Mexicana presentada por el Instituto Nacional de Bellas Artes en Japón.

Sus obras se encuentran en los museos de Arte Moderno, el Metropolitano de Arte y Biblioteca Pública, recintos ubicados en Nueva York; la Biblioteca del Congreso, de Washington; en espacios museísticos de Boston, Chicago, Filadelfia, Los Ángeles y San Francisco; el Museo de Arte Latinoamericano, en Rusia, y la Casa de la Cultura de Varsovia, en Polonia.

Añadir un comentario