Mundo
Ver día anteriorJueves 13 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment

Diplomacia estadunidense elaboró un reporte en 2006: Wikileaks

Problemas de seguridad, aduanales y de inmigración en el aeropuerto de Panamá
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Jueves 13 de enero de 2011, p. 26

El aeropuerto internacional de Tocumen, en Panamá, era causa de preocupaciones en 2006, tanto para el gobierno panameño como para el estadunidense, pues es un punto de cruce común de contrabando, personas sin documentos, lavado de dinero, tráfico de drogas y corrupción generalizada, según cables diplomáticos de Estados Unidos difundidos por el sitio de Internet Wikileaks.

El crecimiento explosivo del aeropuerto, y de la dificultad para controlarlo, se atribuye a la expansión y modernización de las instalaciones durante los últimos seis años, al tiempo que las autoridades panameñas no cuentan con la experiencia necesaria en estrategia o controles sistemáticos que requeriría un aeropuerto de sus características que, además, por su posición geográfica en Centroamérica, es clave para actividades ilegales en la zona, por ser el más transitado de la región.

En la época en que fue redactado el cable, diciembre de 2006, el gobierno panameño estaba encabezado por Martín Torrijos, del Partido Revolucionario Democrático e hijo del fallecido general Omar Torrijos, quien logró que en 1977 el entonces mandatario estadunidense Jimmy Carter, firmara los históricos acuerdos que permitieron que Panamá recuperara la soberanía del Canal en el año 2000.

Los cables declaran que, para que Estados Unidos pueda ayudar en esta situación a Panamá, requerirá que el gobierno desarrolle e implemente una actitud diferente hacia sus políticas aduaneras, de inmigración y seguridad, todo lo cual dependerá de la voluntad de la cúpula gobernante del país.

Se agrega que en vista del historial panameño, a los ojos de Estados Unidos, el país centroamericano ha enfrentado con éxito retos anteriormente, tanto en su sector bancario como en la administración del canal de Panamá.

Sin embargo, se destaca que en la situación del aeropuerto de Tocumen, que está en rutas aéreas hacia Bogotá y Miami, reina la descoordinación y el personal carece del debido entrenamiento para cubrir sus funciones en cuanto a aduanas, inmigración y policía.

Los cables denuncian una operación detectada por la agencia estadunidense antidrogas DEA en que cuatro individuos lograron trasladar hasta 30 millones de dólares mensuales durante un periodo que no se especificó, a través del aeropuerto panameño.