Mundo
Ver día anteriorSábado 15 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment
El eje del mal, objetivo del escudo antimisiles

La verdadera amenaza para el gobierno de Polonia es Rusia

Varsovia apoyó el plan de EU a cambio de recibir proyectiles Patriot

Foto
Activistas por los derechos humanos con uniformes naranja y capuchas negras, que representan a los prisioneros de Guantánamo, protestan frente a la Casa Blanca y exigen al presidente Barack Obama que cumpla su promesa de cerrar esa prisiónFoto Ap
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Sábado 15 de enero de 2011, p. 21

El gobierno polaco apoyó el proyecto de construcción de un escudo antimisiles en su territorio –con el argumento de que serviría para defender al norte de Europa de un ataque militar iraní– con la intención de allegarse de armas que fortalecieran su seguridad frente a Rusia, que según Varsovia ha incrementado sus sanciones económicas y políticas, y constituye la verdadera amenaza sobre Polonia, según memorandos diplomáticos estadunidenses filtrados en Wikileaks.

Polonia accedió en 2008 a una solicitud del entonces presidente George W. Bush para que en su territorio se levantara una base para albergar una batería de 10 proyectiles que protegieran a los noreuropeos integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de una eventual agresión de misiles provenientes de Irán o de Siria, dos miembros de lo que el mandatario estadunidense bautizó en 2002 como el eje del mal, cuatro meses después de los atentados contra Nueva York y Washington.

Polonia, que asegura que sus fuerzas armadas son de carácter defensivo, negoció de manera paralela con Estados Unidos la compra de una bateria de misiles Patriot para protegerse de una agresión rusa y pidió seguridad en el cumplimiento del artículo 5 de la Carta de la OTAN, en el que se indica que un ataque contra cualquier miembro de la alianza militar será considerado un acto contra todos sus integrantes.

Un cable diplomático confidencial del 7 de mayo de 2009 muestra los términos en que funcionarios y legisladores de Polonia se expresaron de Rusia.

El embajador Victor Ashe relató que en una visita a Varsovia de legisladores encabezados por el senador Carl Levin, demócrata por el estado de Michigan, el subjefe de la Oficina de Seguridad Nacional del entonces presidente Lech Kaczynski, Witold Waszcykowski, dijo que lo más importante para el país es el involucramiento de Estados Unidos en la seguridad polaca, por medio de la presencia física de fuerzas de Washington, con instalaciones de la OTAN, cumpliendo el compromiso de proveer misiles Patriot, famosos por ser usados en el bombardeo aéreo estadunidense sobre Irak en enero de 1991.

Waszcykowski afirmó que Moscú está tratando de recuperar su esfera de influencia y subrayó la importancia crítica de una mayor presencia de Estados Unidos o de la OTAN para bien de la seguridad polaca, escribió Ashe, quien luego abundó sobre las declaraciones del funcionario.

Rusia niega sus históricas equivocaciones con Polonia, impone sanciones económicas contra Varsovia a su libre arbitrio y frecuentemente interrumpe el flujo de petróleo y gas.

Los congresistas viajaron a Polonia para tratar de persuadir a los polacos de la importancia de construir el escudo antimisiles, que complementariamente incluía un radar de detección de proyectiles en la vecina República Checa. Los senadores insistieron en el peligro que representa el programa de de- sarrollo nuclear de Irán y sus presuntas implicaciones en un plan militar, asociado a la construcción de plataformas y misiles intercontinentales.

Slawomir Nowak, jefe de asesores del primer ministro Donald Tusk, así como Waszcykowski, reaccionaron con escepticismo ante el argumento de que Irán representa un peligro para Europa del Norte y particularmante para Polonia. Una y otra vez volvieron sobre la alegada amenaza rusa.

Nowak, apuntó el embajador Ashe, dijo al congresista Levin: “sin importar cuál sea el destino del escudo antimisiles, el gobierno de Polonia espera que la administración estadunidense ‘honre sus compromisos’ sobre los Patriots. Polonia intenta construir un extenso sistema de defensa antiaérea y ha identificado a los Patriots como el más importante elemento de sus esfuerzos de modernización militar”.

“Polonia ‘no sufrirá’ si Estados Unidos retira el escudo antimisiles, pero cuenta con los Patriot”, reiteró Nowak, según el recuento de Ashe. Enfáticamente, Waszcykowski sugirió: Polonia quiere botas estadunidenses en esta tierra.

En septiembre de 2009, cuatro meses después de la gira de los legisladores estadunidenses, el presidente Barack Obama anunció cambios en el plan de su antecesor para construir el escudo antimisiles, en respuesta a los reclamos de Moscú de que el verdadero objetivo del escudo antimisiles sería Rusia y no Irán.

Obama aprobó un plan alternativo por fases, de aproximación adaptativa, que incluye el despliegue de sensores en territorio europeo y misiles interceptores con plataformas en tierra en otras regiones. Se trata inicialmente de proyectiles SM-3 (Standard Missile-3), cuya instalación está prevista para este año. Otras acciones complementarias se tienen programadas en el plazo de una década.

Patriot a 35 km de Rusia

Siete meses después del cambio de planes, un accidente aéreo acabó con la vida del presidente Kaczynski, justo cuando volaba sobre territorio de Rusia, adonde se dirigía para encabezar una ceremonia que simbólicamente buscaba reconstituir la relación bilateral. Los dos gobiernos habían acordado conmemorar el 60 aniversario de la matanza de soldados polacos en el bosque de Katyn, perpetrada por militares rusos durante la II Guerra Mundial, en abril de 1940.

Pasado el luto en Polonia, los Patriot comenzaron a ser desplegados a principios de 2010 en la base militar de Morag, a 35 kilómetros de la frontera con Rusia, tal y como lo solicitó el gobierno polaco, al que el embajador Ashe describió en un memorando secreto del 12 de diciembre de 2008, como un aliado natural de Estados Unidos en el frente del Este de Europa.