Política
Ver día anteriorSábado 22 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tratará con Patricia Espinosa el próximo lunes la agenda bilateral

Combate a la delincuencia, tema que discutirá Clinton en su visita

La funcionaria estadunidense sólo estará nueve horas en Guanajuato

Georgina Saldierna
 
Periódico La Jornada
Sábado 22 de enero de 2011, p. 8

La estadunidense Hillary Clinton, secretaria de Estado, realizará el próximo lunes su tercera visita oficial a México, durante la cual se reunirá con su homóloga Patricia Espinosa para dialogar sobre la agenda bilateral y revisar el avance en los acuerdos suscritos por los gobiernos de Felipe Calderón y Barack Obama en los dos años recientes, con la finalidad de seguir consolidando la cooperación en diversos ámbitos, informó ayer la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

La visita de la funcionaria estadunidense se registra luego del diferendo que provocaron sus declaraciones, en las que comparó la violencia registrada en México con la que vivía Colombia hace 20 años. También se da en un momento en que el país registra el mayor número de personas muertas –15 mil 273– por acciones relacionadas con el tráfico de estupefacientes, y tras las revelaciones de Wikileaks en torno a la actuación gubernamental frente al narcotráfico, las cuales originaron un reclamo de la SRE.

Carlos Pascual, embajador estadunidense en el país, puntualizó la importancia de la reunión, al destacar que se revisarán todos los asuntos de la agenda bilateral, entre los que se encuentran cómo seguir trabajando juntos para combatir la delincuencia, avanzar en la competitividad de los dos países y dar seguimiento a los acuerdos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se realizó en Cancún en diciembre pasado.

Entrevistado luego de reunirse con jóvenes que trabajan en programas sociales, el diplomático agregó que estos encuentros ayudan a mantener la relación tan estrecha que se ha creado entre las dos naciones, toda vez que se pueden analizar las cosas, realizar proyecciones y ver para futuro.

En Washington, Philip J. Crowley, secretario de Estado adjunto para Asuntos Públicos, subrayó que México y Estados Unidos comparten oportunidades y retos, y trabajan de manera conjunta en una amplia gama de temas. Esta visita es una oportunidad para reafirmar las sólidas relaciones entre ambas naciones, así como identificar los propósitos comunes y las estrategias para reforzar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos de ambos países.

Foto
En un acto con jóvenes que realizan labores sociales, el embajador Carlos Pascual habló de la visita de Hillary ClintonFoto Roberto García Ortiz

Por la mañana, la Secretaría de Relaciones Exteriores explicó que la presencia de Clinton en México se debe a una invitación de Patricia Espinosa. Su estancia se circunscribirá a la ciudad de Guanajuato y será breve. No se prolongará más de nueve horas. Hasta ayer no se tenía considerado que vaya a sostener un encuentro con el presidente Felipe Calderón.

A diferencia de la visita que hizo en marzo del año pasado, cuando encabezó una delegación de funcionarios del más alto nivel, en esta ocasión, la secretaria de Estado sólo vendrá con su equipo de colaboradores más cercanos, informaron fuentes de la cancillería mexicana.

La dependencia subrayó que Espinosa y Clinton revisarán los avances en las acciones acordadas por los presidentes Calderón y Obama en los últimos dos años, a fin de seguir consolidando la cooperación en todos los ámbitos, incluyendo aquellos en materia de competitividad, desarrollo de infraestructura fronteriza y colaboración contra la delincuencia organizada.

El encuentro se realizará en medio de insistentes versiones en torno a que los gobiernos de Calderón y Obama han decidido firmar una segunda fase de la Iniciativa Mérida, la cual oficialmente concluyó en 2010, aunque gran parte de los apoyos derivados del programa, no se han entregado a México.

La primera visita de la funcionaria estadunidense al país se registró en marzo de 2009. En esa ocasión, asumió la responsabilidad que le toca a Estados Unidos en el combate al narcotráfico, debido al alto consumo de drogas que existe y que no han podido reducir pese a las campañas gubernamentales.

La segunda la efectuó en marzo de 2010. Entre los acuerdos alcanzados en esa ocasión se decidió promover aspectos económico y sociales, para enfrentar el crimen organizado. También se puso en operación un programa piloto contra la violencia en Ciudad Juárez, y elaborar un estudio binacional sobre el consumo de drogas, para tener una idea exacta del tema, sobre todo porque entonces en algunas zonas de Estados Unidos se analizaba la posibilidad de legalizar el comercio de la mariguana.