Política
Ver día anteriorMartes 25 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El plan conlleva costos, pero no hay otra alternativa y estamos progresando, asegura

Respalda Clinton la estrategia de Calderón contra el crimen

Destaca avances en operativos militares para proteger derechos humanos

Cualquier violador de garantías dentro de las fuerzas armadas deberá ser juzgado en una corte civil, recomienda

Georgina Saldierna y Carlos García
Enviada y corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 25 de enero de 2011, p. 11

Guanajuato, Gto., 24 de enero. La secretaria de Estado estadunidense, Hillary Clinton, dio aquí un espaldarazo a la estrategia del presidente Felipe Calderón en contra del crimen organizado, pese a las críticas que hay en su contra y a que el número de personas muertas supera las 34 mil.

Reconoció que el plan conlleva costos, pero no hay otra alternativa. De hecho, manifestó que con la estrategia ya se están viendo resultados reales. Aún queda mucho que hacer, pero estamos progresando, dijo la funcionaria estadunidense, al término de una reunión de hora y media con la canciller Patricia Espinosa.

También señaló que en los operativos militares contra la delincuencia se han observado avances en la protección de los derechos humanos. Pero hay que asegurarse de que cualquier violador de garantías fundamentales dentro de las fuerzas armadas sea juzgado en una corte civil, añadió.

En su tercera visita a México, Clinton ratificó la decisión de su gobierno de seguir cooperando con las autoridades del país en su cruzada contra los cárteles de la droga. Como parte de la Iniciativa Mérida, recordó que este año se entregará al gobierno de Felipe Calderón apoyos por 500 millones de dólares, de los cuales 60 millones se destinarán a equipo de revisión no intrusivo.

Por su lado, la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano, manifestó la preocupación del gobierno mexicano por la proliferación de iniciativas locales con características discriminatorias en Estados Unidos, como la ley de Arizona SB1070.

No se puede comprender que haya quien busque regresar a la aplicación de la ley con base en estereotipos, en la apariencia de las personas o en su origen cultural. Sería un precedente alarmante y contrario a los principios de tolerancia e inclusión que compartimos en América del Norte, enfatizó.

Hillary Clinton llegó al aeropuerto de Guanajuato a la una y 15 de la tarde, una hora 15 minutos después de lo previsto. Allí fue recibida por el embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, y el representante del país en Washington, Arturo Sarukhán, así como el gobernador Juan Manuel Oliva.

Luego de saludar a niños de primaria que le aplaudieron al darle la bienvenida, se trasladó al Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas, donde ya la esperaba Patricia Espinosa. Las dos funcionarias depositaron una ofrenda en el sitio conocido como el del Fuego Simbólico, ubicado en el Recinto de los Héroes, y minutos después se trasladaron al salón donde dialogaron hora y media.

Foto
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, y la canciller Patricia Espinosa Cantellano, ayer en GunajuatoFoto Carlos García Balandrán

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores estuvo acompañada por el subsecretario para América del Norte, Julián Ventura, y el asesor de la Presidencia para Asuntos Internacionales, Rafael Fernández de Castro, mientras que Clinton tuvo a su lado al subsecretario para el hemisferio occidental, Arturo Valenzuela, y a Dan Restrepo, asesor en asuntos hemisféricos del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

El encuentro se realizó a puerta cerrada, mientras afuera del inmueble se colocó un cerco de seguridad que impidió el acceso a la plazuela de la Alhóndiga. No obstante hubo personas que pudieron ver bajar a la funcionaria estadunidense de su camioneta, la saludaron y agitaron banderitas de los dos países. Lo mismo sucedió por la tarde, cuando asistió al almuerzo que le ofreció el gobernador Oliva en el Teatro Juárez.

Admiro al presidente Calderón

Durante la conferencia de prensa, Hillary Rodham Clinton eludió referirse a las revelaciones de Wikileaks sobre México y la posible remoción del embajador Carlos Pascual debido al mismo tema. Eso sí, dijo admirar al presidente Felipe Calderón y estar impresionada por lo que llamó su liderazgo en la lucha contra el crimen organizado. Reiteró así que el gobierno de Barack Obama lo seguirá respaldando en su cruzada, por medio de la Iniciativa Mérida.

Asimismo, aplaudió lo que hace el gobierno mexicano para reforzar el sistema judicial, al mismo tiempo que se ataca a los traficantes de droga. Los esfuerzos exitosos de las fuerzas armadas mexicanas merecen nuestro apoyo, dijo.

Reconoció que hay críticas a la estrategia del gobierno mexicano contra la delincuencia, pero enfatizó que la prioridad para cualquier jefe de Estado es garantizar la seguridad de la ciudadanía. Manifestó que el presidente Felipe Calderón está haciendo lo que corresponde a un líder y por eso el presidente Obama y su gobierno lo están apoyando.

Por último, consideró que los narcotraficantes no van a entregarse sin una terrible lucha y señaló que cometen actos de barbarie, como decapitar personas, para intimidar a la gente.

Mientras las cancilleres dialogaban en el Museo Regional, en el exterior estudiantes de la Facultad de Economía de la Universidad de Guanajuato realizaron una manifestación en la que pidieron el cese de la violencia y no más armas provenientes de Estados Unidos.

Al final, los jóvenes siguieron a Clinton lanzando consignas durante un recorrido que la secretaria de Estado hizo por el Centro Histórico de la ciudad de Guanajuato.