Mundo
Ver día anteriorDomingo 30 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Revuelta en el mundo árabe

Exigen reparación de infraestructuras vial y de electricidad afectadas por inundaciones

Primera protesta en una comunidad saudí contra la monarquía; arrestan a decenas

En Yemen, Argelia y Jordania toman otra vez las calles en rechazo a sus gobernantes

Foto
Habitantes de Ammán, Jordania, protestan por el desempleo y exigen la renuncia del primer ministro, Samir RifaiFoto Ap
Afp, Dpa, Reuters y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Domingo 30 de enero de 2011, p. 24

Jeddah, 29 de enero. Enfurecidos por los desastres causados por inundaciones ocurridas en la última semana, habitantes de esta ciudad portuaria saudiárabe se sumaron a las protestas contra regímenes árabes en África y Asia, donde este sábado prosiguieron las manifestaciones populares de rechazo a los gobernantes y a las condiciones políticas en Yemen, Argelia y Jordania.

Esta fue la primera vez que súbditos de la monarquía saudiárabe –convocados mediante mensajes texto de circulación masiva– salieron a las calles a reclamar acciones del gobierno, que respondió con una redada policial que derivó en el arresto de entre 30 y 50 personas, según fuentes policiales.

La manifestación duró unos 15 minutos, tiempo durante el cual medio centenar de manifestantes criticaron el régimen del mayor exportador de petróleo en el mundo por la mala calidad de la infraestructura vial, el drenaje y el servicio de electricidad en Jeddah, afectados desde el miércoles, cuando lluvias torrenciales provocaron apagones e inundaciones hasta de cuatro metros en algunas áreas urbanas. Al menos cuatro personas murieron y varios carros fueron arrastrados por los torrentes.

El rey Abdullah Bin Abdulaziz al Saud ordenó desde Marruecos –donde toma un descanso después de someterse a una cirugía de espalda en Nueva York– que se apoye a las víctimas de las inundaciones.

Varios príncipes y empresarios árabes que se encontraban en El Cairo esta semana debieron abandonar la ciudad en medio de las protestas contra el presidente Hosni Mubarak.

Un funcionario del aeropuerto de la capital egipcia confirmó que un número indeterminado de aviones privados salieron con rumbo a Riad, Dubai, Emiratos Árabes Unidos y Ammán, Jordania. La fuente no precisó quiénes abordaron las naves.

En Saná, decenas de activistas volvieron a exigir la salida del presidente Ali Abdullah Saleh y convocaron a una jornada de rabia para el 3 de febrero.

En Argel, unas 10 mil personas retomaron pacíficamente las calles para demandar un cambio de régimen. La llamada Asamblea por la Cultura y la Democracia, que convocó a la marcha de este sábado, citó a los ciudadanos a una nueva protesta el 12 de febrero.

En Ammán, frente a la embajada de Egipto, un centenar de sindicalistas y clérigos musulmanes protestaron contra el gobierno de Mubarak, un día después de que 3 mil personas marcharon en el centro de la capital jordana –por tercera ocasión en dos semanas– contra la política económica y el alza de precios.