Política
Ver día anteriorViernes 11 de febrero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México en wikileaks

Exigen a Calderón adoptar actitud enérgica contra injerencias

Senadores truenan contra funcionarios estadunidenses; Napolitano, bocona
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Viernes 11 de febrero de 2011, p. 4

Senadores de todas las fuerzas políticas exigieron al gobierno de Felipe Calderón que adopte una actitud enérgica ante la evidente actitud injerencista de Estados Unidos y pida a Barack Obama que llame a cuentas a los funcionarios que de manera irresponsable han aludido a nexos de los cárteles de la droga con organizaciones terroristas como Al Qaeda.

El ex candidato presidencial priísta Francisco Labastida Ochoa dijo que tanto las declaraciones del subsecretario del Ejército, Joseph W. Westphal, como las de la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, y las comunicaciones del cónsul estadunidense en Monterrey dadas a conocer por Wikileaks dan cuenta de que el país vecino quiere intervenir directamente en el combate al crimen organizado en México.

Agregó que si los estadunidenses invadieron Irak, que está tan lejos, no se descarta que pretendan algo similar aquí, dado el interés que México siempre tiene para sus proyectos.

La ex canciller Rosario Green sostuvo que el derecho internacional prohíbe que por meras suposiciones se plantee la posibilidad de invadir una nación. Si Estados Unidos lo intenta, dijo, se van a encontrar a 110 millones de mexicanos en la frontera que a patadas los van a sacar de territorio nacional.

La también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado calificó de deslenguado a Westphal por decir una estupidez, como lo fue afirmar que el narco puede apoderarse del gobierno en México. De Napolitano dijo que es una bocona por aludir, sin prueba, a algo tan grave como la supuesta relación entre algún cártel de la droga y Al Qaeda.

Green consideró que Napolitano está neurotizada con el tema del terrorismo y con base en su ley de seguridad le parece muy fácil invadir México.

Calderón debe exigir a Obama, añadió, que llame a cuentas a los funcionarios, ya que si tienen la mínima información en torno a nexos de Los Zetas con Al Qaeda, deben comunicarla, para trabajar conjuntamente.

Al hacer pública esa delicada información no confirmada, ponen en riesgo la amistad y la asociación con México, apuntó.

Si tienen información, que la compartan; si no, que se callen, porque son asuntos de inteligencia que no se deben debatir públicamente, insistió.

El presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones, coincidió en que el gobierno federal debe pedir una explicación a Barack Obama.

El coordinador de la bancada petista, Ricardo Monreal, sostuvo que hasta el momento la respuesta de Calderón ha sido tibia y medrosa, pese a que las informaciones del cónsul de Monterrey –según los cables de Wikileaks publicados por La Jornada– dibujan una intención cada vez mayor de Estados Unidos de intervenir directamente en México, de que sus marines crucen la frontera y se enfrenten a los narcos.