Mundo
Ver día anteriorSábado 12 de febrero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El juez Howard Riddle decidirá el 24 de este mes si es extraditado

Suecia convirtió a Assange en enemigo público número uno, acusa su abogado
Foto
El fundador del sitio en Internet Wikileaks, Julian Assange (centro), abandona la sala donde está siendo juzgado en la capital británicaFoto Reuters
Afp, Dpa, Reuters y The Independent
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de febrero de 2011, p. 26

Londres, 11 de febrero. El abogado de Julian Assange, Geoffrey Robertson, acusó hoy al primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, de haber convertido al fundador de Wikileaks en una especie de enemigo público número uno, por lo que solicitó a la autoridad judicial británica, sin éxito, que postergue la extradición solicitada por Suecia.

La afirmación de Robertson fue hecha durante la tercera y última audiencia del australiano en el juicio de extradición que se le sigue en el tribunal de magistrados de Belmarsh, en el sureste de Londres, donde el juez Howard Riddle pidió tiempo para emitir sentencia y citó nuevamente a Assange para el 24 de febrero.

El experto en informática, de 39 años, es requerido por la autoridades judiciales suecas para que responda a acusaciones por violación y abuso sexual, lo cual ha sido negado por Assange, aunque admite haber tenido relaciones con dos quejosas, ex colaboradoras de Wikileaks, en 2010. La orden internacional de arresto contra Assange aludió el supuesto hecho de que Assange copuló sin condón.

Las demandas fueron interpuestas en Suecia en agosto pasado, tras la difusión de una serie de informes del Departamento de Defensa estadunidense, pero las diligencias del proceso fueron aceleradas días después de que empezó la publicación de miles de memorandos confidenciales de la diplomacia de Washington en el sitio cibernético, el 28 de noviembre.

Durante la comparecencia, Robertson intentó de nuevo persuadir al juez Riddle del ambiente que espera a Assange en Suecia y que retrase la extradición, ya que el jefe de gobierno de ese país se ha referido al caso judicial y ha creado una atmósfera tóxica.

Reinfeldt comentó el miércoles pasado afirmaciones de Assange en el sentido de que el juicio en Suecia no será justo y consideró que la declaración del australiano intenta imponer una idea sobre el sistema judicial sueco.

La declaración de Assange se basa aparentemente en testimonios de algunas personas que han participado en el juicio como testigos, que dijeron que los procesos por violación se desarrollan a puertas cerradas. Este argumento es clave para la defensa de Assange para tratar de anular la orden internacional de arresto.

Es lamentable que los derechos de las mujeres y sus puntos de vista sean tan poco tomados en cuenta por los abogados de Assange, dijo Reinfeldt.

Robertson pidió al juez Riddle que le permita presentar pruebas adicionales sobre la forma en que los comentarios de Reinfeldt afectaron el proceso judicial.

Clare Montgomery, abogada británica que representa a la autoridad sueca, dijo que el argumento de Assange es una hipérbole.

Al final de la audiencia, Riddle rechazó la solicitud y convocó a las partes para el 24 de febrero, pero sin aclarar si para entonces habrá tomado una decisión. Fuentes del tribunal dijeron a Afp que el juez notificará en esa fecha si aprueba la entrega de Assange.

Desde Sidney, Chrsitine Assange, madre del especialista en informática, denunció al gobierno de Australia por un presunto abandono de su hijo, en momentos en que enfrenta acusaciones legales de Suecia y un conflicto político con Estados Unidos, derivado de la filtración de documentos.

Acusó particularmente al ex primer ministro y actual canciller Kevin Rudd de haber incumplido su promesa de brindar asistencia diplomática a Assange.

Ni siquiera le dieron a Julian la computadora que prometieron públicamente y que necesitaba para preparar el juicio, cuando estaba en la cárcel, escribió Christine Assange en una carta entregada hoy en la oficina del canciller.