Política
Ver día anteriorMartes 22 de febrero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Exigen al gobierno revelar qué compromisos asumió con Washington a cambio del apoyo

Legisladores truenan contra la abierta injerencia de EU en favor de Calderón

La ilegitimidad del titular del Ejecutivo ahora se vuelve más nítida, afirma el sol azteca

Enrique Méndez y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Martes 22 de febrero de 2011, p. 16

Diputados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) cuestionaron la abierta injerencia del gobierno de Estados Unidos y del ex embajador Anthony Garza para apuntalar el gobierno de Felipe Calderón, y resaltaron que la administración federal panista debe explicar qué compromisos asumió con Washington a cambio de ese apoyo.

El senador priísta Francisco Labastida Ochoa aseveró: “sin duda que se debe investigar lo afirmado en los cables de Wikileaks con relación a que un oficial del Estado Mayor Presidencial entregó al narcotráfico un expediente médico del presidente Felipe Calderón. Esto lo deben aclarar sin duda”.

Se le preguntó su opinión sobre la orden de la secretaria de Estado estadunidense, Hillary Clinton, de realizar un estudio sobre la capacidad de Calderón para gobernar el país. El ex secretario de Gobernación sostuvo: esto habla de las tareas de inteligencia que realiza cualquier embajada, y no es espionaje.

El senador Tomás Torres, del PRD, comentó: “el gobierno y las instituciones correspondientes deben investigar esas conductas desleales de quienes están en el servicio público. Lo que refieren los cables de Wikileaks debe quedar sólo como indicio, no como prueba irrefutable, a pesar de lo evidente que pueda ser, y darle el rango de un indicio, y la autoridad deberá investigar si se concatena con otros datos para tenerlo como información veraz”.

Sobre la petición que hizo Hillary Clinton a la embajada para que se estudiara la personalidad del Presidente, el perredista sostuvo: eso es espionaje, y a nadie debe extrañarle, porque existe. México debe estar preparado para el contraespionaje, pero también para con toda firmeza decir que se gobierna desde dentro.

En la Cámara de Diputados, Mauricio Toledo (PRD) resaltó que la definición sobre la ilegitimidad de Felipe Calderón ahora se vuelve más nítida y explica los más recientes amagos de intervención militar y policiaca ante el gobierno fallido de Calderón.

Luego de que este lunes La Jornada publicó los cables diplomáticos en los que Garza expone su percepción –en septiembre de 2006– sobre la debilidad política de Calderón e informa que la embajada se embarcaría de inmediato en un proceso de planificación de la transición con el equipo del entonces candidato presidencial panista, Toledo resaltó que al leer esos documentos se fortalece la definición de Andrés Manuel López Obrador sobre el titular de la administración federal.

Reforma petrolera, moneda de cambio

Jorge Rojo García de Alba (PRI) sostuvo que el respaldo de Washington a Calderón no fue gratuito. Queda claro que entre las principales monedas de cambio estaban la reforma petrolera, para permitir la inversión de las trasnacionales en aguas profundas; aplicar las condiciones del plan Mérida, y que el combate al narcotráfico se sujetara a sus condiciones, aseveró.

Consideró necesario, y en esa postura coincidió el coordinador de los diputados del PT, Pedro Vázquez González, que la coordinadora de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, aclare el sentido de las reuniones que según Garza tuvo con ella y con Juan Camilo Mouriño para asegurar que los intereses estadunidenses quedaran a salvo con el nuevo gobierno.

En la Cámara de Diputados se buscó la postura de Vázquez Mota, pero se indicó que ayer estaba en Harvard, donde dirigió un discurso a 50 estudiantes de la Asociación de Mexicanos en esa universidad, y que este martes estará en Naciones Unidas, por lo que una definición sobre este tema no ocurriría hasta mañana.

Pedro Vázquez resaltó que la presidenta de la Junta de Coordinación Política debe aclarar con urgencia en qué condiciones se dio el acercamiento de Garza y el apoyo para apuntalar al gobierno espurio de Calderón, y los compromisos que ella asumió, porque si ya tuvo esos arreglos como parte del equipo de transición, no imaginamos qué tipo de arreglos haría si es la candidata presidencial del PAN en 2012.

El legislador petista añadió que el intervencionismo de Garza no tenía como objeto amarrar un triunfo que no ocurrió, sino impedir que se confirmara la victoria de López Obrador, quien no les convenía para sus intereses y, entonces, asumieron una postura de aparente defensa de Calderón, porque él sí les garantizaba sus negocios.

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks