Mundo
Ver día anteriorLunes 28 de febrero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Revuelta en Magreb y Medio Oriente

Continúan las protestas en Omán, Bahrein, Yemen y Líbano

Dimite Ghannouchi en Túnez; no seré un premier represor, sostiene
Afp, Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Lunes 28 de febrero de 2011, p. 26

Túnez, 27 de febrero. Mohamed Ghannouchi, primer ministro del gobierno de transición de Túnez, dimitió este domingo tras 48 horas de violentas protestas en esta capital que dejaron al menos cinco muertos, al afirmar que no quiere convertirse en el primer ministro de la represión.

No soy de las personas que toman decisiones que provocan víctimas. No soy un represor, declaró Ghannouchi, a quien opositores vinculan con el antiguo régimen de Zine Abidine Ben Alí, y sostuvo que no se convertiría en el primer ministro de la represión.

Esta mañana ocurrieron nuevas protestas en esta capital que la policía intentó dispersar con disparos de advertencia y gases lacrimógenos, pero los choques cesaron en cuanto se anunció la dimisión de Ghannouchi y la designación de Beji Caid Esensi como nuevo premier por parte del presidente interino Fued Mebaza.

En Omán, dos personas murieron mientras la policía dispersaba una protesta de unos mil desempleados con el uso de balas de goma y gases lacrimógenos en la localidad de de Sohar, al norte de Mascate, la capital.

El grupo chiíta en el Parlamento de Bahrein anunció su dimisión en protesta por la violencia empleada contra las manifestaciones en Manama que exigen el fin del régimen monárquico de la dinastía sunita Al Jalifa, mientras la oposición consideró insuficiente la reforma ministerial anunciada ayer, por lo que miles de personas marcharon hoy por las calles de Manama.

Foto
Fued Mebaza, presidente interino de Túnez, al anunciar ayer la designación de Beji Caid Esensi como nuevo premierFoto Reuters
Foto
Protesta antigubernamental en Saná, capital de YemenFoto Reuters

El presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, quien se ha mantenido en el poder desde hace 32 años pese a las recientes protestas, acusó a la oposición de intentar dividir al país y prometió defender a su régimen republicano hasta la última gota de sangre.

En Arabia Saudita 132 intelectuales exigieron reformas económicas y sociales, así como la instalación de una monarquía constitucional, la separación de poderes y la adopción de una Constitución en el reino, a la vez que lanzaron llamados a protestar como en otros países árabes.

La tensión continúa en Líbano, donde cientos de personas se manifestaron en Beirut contra el sistema confesional, mientras en Irak el presidente Nuri Maliki, presionado por los manifestantes, dio plazo de cien días a sus ministros para mejorar los servicios públicos y luchar contra la corrupción.