Política
Ver día anteriorDomingo 6 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Critican manejo de temas como el del embajador Pascual

Muestra el gobierno de Obama poco respeto al de Calderón: senadores
Andrea Becerril y Ángeles Cruz
 
Periódico La Jornada
Domingo 6 de marzo de 2011, p. 5

Senadores de PRI y PT advirtieron que la negativa del gobierno de Estados Unidos de retirar al embajador Carlos Pascual es muestra del poco respeto a un gobierno que no ha sabido defender la soberanía. “Es un golpe para Felipe Calderón, quien se equivocó al llevar a la prensa estadunidense su diferendo con el diplomático acerca de los cables de Wikileaks, en lugar de tratarlo primero con el presidente Barack Obama”, comentó el priísta Carlos Jiménez Macías.

El petista Ricardo Monreal agregó que Calderón no se atreve a enfrentarse con el vecino país del norte, por lo que durante la reciente entrevista con Obama prácticamente no logró nada concreto, sobre todo en un tema toral como es frenar el tráfico de armas a territorio nacional.

Sobre el tema, Jiménez Macías, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores, consideró que la situación no fortalece la relación bilateral, y además muestra la falta impresionante de tacto del presidente Calderón, que creyó que podía enviar a Obama un mensaje por medio de uno de los diarios estadunidenses de mayor impacto, para remover al embajador.

Ambos coincidieron en que el tráfico de arsenales a México es un problema mayor en el que el Senado debe plantear alternativas de solución, ya que el gobierno federal no puede o no quiere.

Monreal adelantó que presentará un punto de acuerdo en la sesión del próximo martes, con la finalidad de que el Senado haga llegar un escrito a ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, donde exprese preocupación por la escasa voluntad política e institucional para detener el enorme trasiego de armas a México.

Los hechos demuestran el cinismo y la poca voluntad política del gobierno, el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos para mitigar la grave situación que enfrenta México. Destacó que para el vecino del norte la venta de armas es un negocio que le deja una derrama anual de más de 30 mil millones de dólares, mientras los muertos y la violencia son de este lado.

El gobierno de Obama no ha endurecido la legislación que regula la compra de armas y sólo destina 550 agentes para vigilar el tráfico, lo cual contrasta con los más de 25 mil elementos de la Patrulla Fronteriza que evitan el ingreso de migrantes por su frontera.

Monreal resaltó que Calderón se hizo de la vista gorda ante la aprobación por la Cámara de Representantes, el pasado 19 de febrero, de una iniciativa que prohíbe al gobierno de Obama solicitar informes sobre la venta de armas de alto poder cerca de la frontera con México.

El senador Santiago Creel criticó la política de Estados Unidos, pues aunque puede detener el tráfico de armas hacia México no lo ha hecho.

También comentó sobre la detención de 400 distribuidores de droga en Estados Unidos, apenas dos días después de la muerte de un agente estadunidense. “Eso llama al sospechosismo, como le digo yo; pues qué casualidad” que haya sido en ese momento y no antes. Ese es el problema que vemos en el gobierno de Estados Unidos, que no es parejo ni consistente en las aprehensiones y el desmantelamiento de los canales de distribución en su territorio. Sólo lo hace cuando le conviene.

Señaló que la responsabilidad debe ser pareja en la lucha contra los narcotraficantes, para frenar la venta de armas y precursores químicos. También para detener el lavado de dinero en Estados Unidos, así como el consumo de droga en los 15 estados donde se permite el uso de mariguana con fines terapéuticos”.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks