Política
Ver día anteriorMiércoles 9 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México en Wikileaks
Medina Mora, jugador clave en la Iniciativa Mérida: EU

Elogia su labor para establecer zonas de asistencia y cooperación

Destaca el arresto de varios alcaldes vinculados al michoacanazo

Fue incapaz de superar su animosidad personal hacia García Luna

Foto
Eduardo Medina Mora, embajador de México en Gran Bretaña, estuvo bajo la lupa de Washington cuando fue procurador general de la República, durante la primera mitad del mandato de Felipe CalderónFoto José Antonio López
Arturo Cano
 
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de marzo de 2011, p. 2

En diciembre pasado se reveló un cable de la embajada de Estados Unidos en México en el cual se afirmaba que el pleito entre Eduardo Medina Mora y Genaro García Luna había entorpecido el combate al narcotráfico. Pero según un análisis de la misma embajada, el pleito iba un escalón más arriba. En palabras suscritas en un cable diplomático se pone en boca de Óscar Rocha, asesor de Medina Mora, que las buenas conexiones de su jefe con el PRI no siempre ayudaban: A menudo tenía desacuerdos con (Felipe) Calderón porque no promocionaba la línea del PAN. (231668/ 09MEXICO3092).

El relevo en la Procuraduría General de la República (PGR), ocurrido en septiembre de 2009, fue, según la embajada, entre un abogado que había forjado una sólida y muy positiva relación con Estados Unidos y un operador político menos capaz, por añadidura aislado políticamente. Dos cables de la embajada estadunidense hacen referencia a los dos personajes: Eduardo Medina Mora y su sucesor, Arturo Chávez Chávez.

En el primer despacho (09MEXICO3092), firmado por el ministro consejero John D. Feeley y clasificado como confidencial, se reitera la animosidad personal entre Genaro García Luna y Eduardo Medina Mora. Ese documento, fechado el 27 de octubre de 2009, está dedicado a examinar el legado de Eduardo Medina Mora, actual embajador mexicano en Gran Bretaña, y titular de la PGR durante la primera mitad del mandato de Felipe Calderón.

La embajada valora que tal vez lo más importante de su gestión como procurador fue que Medina Mora fue un jugador clave en la definición de la Iniciativa Mérida, así como haber establecido zonas de asistencia y cooperación. Lo anterior, sin contar que empujó un tratado entre Estados Unidos, México y Colombia, que derivó en la captura en México de varios objetivos colombianos de alto valor.

Entre sus méritos también se incluyen, según la embajada, los arrestos sin precedentes de varios alcaldes por cargos de corrupción (el michoacanazo), aunque esta operación se vio empañada por acusaciones de que consideraciones políticas impulsaron las detenciones.

La renuncia de Medina Mora fue anunciada el 7 de septiembre de 2009. Carlos Pascual, el embajador cuestionado por el presidente Calderón y confirmado por el Departamento de Estado, tenía apenas un mes de haber presentado sus cartas credenciales. Quizá por eso las flores para Medina Mora corrían a cargo de un subalterno: Su permanencia en el cargo fue muy positiva para el gobierno de Estados Unidos, forjó una sólida relación con nosotros.

EU valora el pleno apoyo de Medina Mora para cruzar los pantanos de la justicia mexicana y lograr la extradición de importantes capos de las drogas (se destaca el caso de Osiel Cárdenas Guillén, jefe del cártel del Golfo).

Los considerables logros de Medina Mora no impidieron que Calderón decidiera sustituirlo por un operador político menos capaz llamado Arturo Chávez Chávez, quien aún permanece al frente de la PGR (en medio de versiones cada día más insistentes sobre su salida. Ver Arturo Chávez dejará en breve el cargo en la PGR, La Jornada, 24 de febrero de 2011).

El lado negativo del alabado

La diplomacia estadunidense encuentra, sin embargo, el prietito en el arroz: El mayor fracaso de Medina Mora pudo haber sido su incapacidad para superar la profunda animosidad personal que tuvo con (Genaro) García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), una fuente de tensión adicional entre la PGR y la SSP que socava los esfuerzos de México contra el narcotráfico y complicó nuestra programación de la Iniciativa Mérida.

Según el despacho, la relación entre ambos funcionarios se deterioró durante el tiempo de Medina Mora en la PGR. La incapacidad de Medina Mora para elaborar estrategias y trabajar junto con García Luna obstaculizó los esfuerzos de lucha contra las drogas y la capacidad de la PGR para procesar a los criminales.

Óscar Rocha, asesor de Medina Mora, habla con los estadunidenses del pleito, que atribuye a distintas filosofías en cuanto a qué organismo debe ser responsable de llevar a cabo las investigaciones: Medina Mora cree que la ley mexicana le da a la PGR la autoridad investigadora; García Luna tenía interés en ver a la policía asumir un papel más amplio.

Ese pleito, una de las marcas sexenales en el área de seguridad, pudo ser la razón principal, pero la embajada enumera otras en el afán de probar que Medina Mora se quedó corto en algunos aspectos clave.

Por ejemplo, añade, el ex procurador carecía de influencia política y, posiblemente, de la visión institucional necesaria para transformar totalmente la PGR y hacer avances significativos en cruciales asuntos relacionados con la reforma de la justicia.

Ya encarrerado en las cortedades de Medina Mora, el despacho pasa a las quejas estadunidenses: “La PGR aportó muy poca información sobre las medidas que está tomando para iniciar la reforma de la justicia… información que necesitamos para establecer prioridades en nuestros propios programas”.

Funcionarios de la embajada, siguen las quejas, tuvieron dificultades para que la PGR de Medina Mora les entregara información sobre casos en curso en zonas sensibles: derechos humanos, tráfico de personas y crímenes contra periodistas.

Siguiendo en esa línea, la PGR no presentó su propuesta de trabajo de coordinación Mérida a USAID (Agencia para el Desarrollo Internacional), un documento que pedimos para facilitar la identificación de prioridades y la ejecución de los programas clave. No está claro si Medina Mora consideró estas cuestiones de baja prioridad o si simplemente no facultó al personal para que lo trabajara a cabalidad.

Culpas y disculpas

En un documento de golpe y sobadita, el funcionario de la legación diplomática se siente obligado a incorporar los comentarios elogiosos de oficiales del Departamento de Justicia y de la agencia federal antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), quienes consideran que Medina merece reconocimiento por trabajar a través del pantano legal de México para producir un número récord de extradiciones, incluyendo muchas de objetivos de alto valor.

Y los datos que avalan la palomita: “Sólo en enero de 2007, México extraditó a 15 fugitivos a EU, como el líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, con otros 10 fugitivos en la lista de los más buscados en EU, extraditados en diciembre de 2008”.

Siempre en busca del informe balanceado, la embajada indica que Medina tiene un modesto récord de condenas de detenidos con cargos por drogas y el problema de haber tenido reservas en relación con el uso más agresivo de su cargo.

Aunque, claro, gran parte de la culpa impuesta a Medina Mora por los retrasos en la persecución de los delincuentes tiene más que ver con el anticuado sistema de justicia de México que con insuficiencias personales o falta de preocupación.

“Trabajó con nosotros en la limpieza de la casa

Medina Mora dejó el cargo el 7 de septiembre de 2009. Un mes y medio después, la embajada envía al Departamento de Estado el elogio del funcionario: Jugador político avezado con aliados en todo el espectro político, Medina Mora trabajó activamente con nosotros en la limpieza de la casa, el mejoramiento de formación en la PGR, y las extradiciones.

Tiempo después fue nombrado embajador en Gran Bretaña, donde, naturalmente, ya no enfrenta a los cárteles ni a García Luna, sino los chistes malos de Top Gear.

[231668
2009-10-27 22:20:00
09MEXICO3092
Embassy Mexico
CONFIDENTIAL
FEELEY]

Enlaces:

Esta nota con vínculos a los cables

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks