Política
Ver día anteriorMiércoles 9 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Greenpeace denuncia que el permiso es ilegal, pues se ha incumplido con el protocolo

Sagarpa autoriza a Monsanto sembrar maíz amarillo transgénico en Tamaulipas
Carolina Gómez y Angélica Enciso
 
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de marzo de 2011, p. 22

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informó ayer que otorgó a la trasnacional Monsanto un permiso para la siembra de maíz amarillo genéticamente modificado resistente al herbicida glifosato, en programa piloto para el presente ciclo agrícola.

Apuntó que la autorización se concedió con la opinión condicionadamente favorable de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y que se trata del primer permiso que se otorga para la fase piloto. Recordó que se han negado tres autorizaciones para el estado de Sinaloa por no haber cumplido a cabalidad los preceptos indicados en el marco regulatorio vigente.

Por su parte, Greenpeace México refirió que la Sagarpa viola la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, pues otorgó el permiso “sin haber hecho público los resultados de las siembras experimentales de maíz transgénico en el norte del país.

La dependencia detalló que el permiso es para siembra de una superficie aprobada menor a una hectárea, ubicada en el estado de Tamaulipas, y acotó que la expedición de este permiso fue posible en virtud de que cumplió con los principios de bioseguridad, así como con el marco regulatorio vigente.

Aleira Lara, coordinadora de la campaña de agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace, indicó que la autoridad no puede ser discrecional en este tema y tratar de justificar la decisión de liberar cada vez más cultivos transgénicos con el pobre argumento de que con éstos disminuirán las importaciones de maíz amarillo transgénico proveniente de Estados Unidos. En lugar de eso debe potenciar la producción local del grano con variedades mexicanas, y exigió a la Sagarpa no ceder ante la presión de las empresas y anular el permiso recién otorgado.

La Sagarpa indicó que a partir de 2009, año en que se inició la etapa de experimentación de la siembra de maíz genéticamente modificado en México, se han recibido 110 solicitudes para la siembra de dicho cultivo en etapa experimental y 11 para programa piloto.

Detalló que a la fecha se han otorgado 67 permisos para la siembra de maíz genéticamente modificado en etapa experimental (previa a la piloto), lo que ha representado la utilización de 69.74 hectáreas en los estados de Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila y Durango.

Indicó que la etapa experimental permitirá recabar datos sobre la eficacia biológica del gen y que esto se hará bajo la aplicación de estrictas medidas de bioseguridad para garantizar que no exista dispersión involuntaria del polen de maíz genéticamente modificado en estudio.

Añadir un comentario