Política
Ver día anteriorJueves 10 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México en Wikileaks

Ya se expuso la posición del Ejecutivo y no ha variado, dicen en la oficina de Poiré

PGR, SSP y el Consejo de Seguridad callan ante los análisis del embajador
Fabiola Martínez, Alfredo Méndez, Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Jueves 10 de marzo de 2011, p. 5

La Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y el Consejo de Seguridad Nacional se negaron a hacer un pronunciamiento oficial sobre la información difundida ayer por La Jornada acerca de que el embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, se refirió al titular de la PGR, Arturo Chávez Chávez, como un soldado de a pie.

En un cable de 2009, conocido por conducto de Wikileaks y este diario, Pascual manifestó que la designación de Chávez Chávez era políticamente inexplicable; en otro tema, afirmó que las diferencias entre Eduardo Medina Mora (ex titular de la PGR) y Genaro García Luna (actual secretario de Seguridad Pública federal) entorpecieron la lucha contra el narcotráfico.

Ricardo Nájera y Verónica Peñuñuri Herrera, voceros de la PGR y de la SSP federal, respectivamente, al ser consultados dijeron que no darían ninguna posición sobre esos temas.

Argumentaron que el único autorizado para ello es el vocero de temas de seguridad nacional, Alejandro Poiré. Sin embargo, en la oficina de este funcionario respondieron que la posición del Ejecutivo federal fue expuesta en diciembre pasado, mediante un comunicado de la cancillería; no ha variado y, por tanto, no darían un posicionamiento adicional.

El 2 de diciembre de 2009, la Secretaría de Relaciones Exteriores desaprobó otras revelaciones de Wikileaks y afirmó que los documentos filtrados y su contenido eran parciales e inexactos.

Muchos de los cables relacionados con México se refieren a la frustración de diplomáticos de Estados Unidos en cuanto a la incapacidad del gobierno mexicano en su lucha contra el narcotráfico.

La cancillería dijo entonces que desconocía el criterio que utilizaron funcionarios y diplomáticos estadunidenses para la elaboración de sus informes.

Ramírez Marín exige canalizar inquietudes vía diplomática

Al respecto, el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI), criticó la actitud de los funcionarios estadunidenses y les pidió que sus inquietudes sobre la situación de México las canalicen por vías diplomáticas.

Foto
Ayer, en las oficinas federales encargadas de la seguridad los funcionarios se negaron a hablar sobre las opiniones del embajador Carlos Pascual, quien señaló que Arturo Chávez Chávez, procurador general de la República, es un soldado de a pieFoto José Antonio López

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre el tráfico de armas hacia México, como parte de un operativo de una agencia de Estados Unidos, advirtió que Washington es cómplice en este delito, por lo que el presidente Felipe Calderón deberá pedir oficialmente una explicación.

Seguramente, agregó, a ellos no les gustaría que enviáramos la droga decomisada a las universidades de Detroit o, por ejemplo, para ver qué tal la consumen los jóvenes de tal o cual barrio.

En diciembre pasado se reveló un cable de la embajada de Estados Unidos en México en el cual se afirmó que el pleito entre Medina Mora y García Luna había entorpecido el combate al narcotráfico.

Senadores del PRD consideraron que el análisis realizado por el embajador Pascual es superficial, porque el problema no es de personas, sino que el presidente Felipe Calderón ha permitido el desmantelamiento de la SSP federal al mantenerla sujeta a la autoridad de García Luna.

El senador Pablo Gómez (PRD) sostuvo que la PGR se ha convertido en un instrumento de la SSP federal, aunque la Constitución establece lo contrario.

El senador Tomás Torres, también de la bancada del PRD, destacó que, nos guste o no, lo que el embajador Carlos Pascual ha descrito es parte de la realidad que se vive en México en materia de seguridad pública.

No he tenido el gusto de hablar con él (procurador Chávez), recalcó y dijo que, en efecto, como señala Pascual, él se abstuvo de votar en la sesión del Senado en la que se ratificó el nombramiento de Chávez Chávez, aunque el resto de la bancada perredista votó en contra.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks