Política
Ver día anteriorJueves 10 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México en Wikileaks
La rivalidad entre los titulares de SSP y PGR dañó los esfuerzos en labores de inteligencia
Alfredo Méndez y Gustavo Castillo
 
Periódico La Jornada
Jueves 10 de marzo de 2011, p. 6

La rivalidad entre el actual secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, y el ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Eduardo Medina Mora, afectó los esfuerzos para generar labores de inteligencia; el ejemplo más claro de este daño se presentó cuando se realizaron operativos para capturar criminales, pues ambas dependencias no realizaban detenciones conjuntas.

Un caso que muestra lo anterior es el arresto, ocurrido en agosto de 2009, de Dimas Díaz Román, un sicario del cártel de Sinaloa que fue detenido por la Policía Federal (PF) y presentado en conferencia de prensa como un sujeto que pretendía ejecutar al presidente Felipe Calderón.

Después de la captura, la PGR, dirigida entonces por Medina Mora, reportó en un comunicado que el individuo quedó sujeto a arraigo por delitos contra la salud, pero descartó que hubiera pruebas de que pretendía asesinar a Calderón.

Otro caso que puso en evidencia la descoordinación entre la PGR y la SSP federal ocurrió en enero de 2009 con la captura de Santiago Meza, asesino al servicio de grupos criminales –conocido con el apodo de El Pozolero– de El Teo (Teodoro García Simental).

La dependencia a cargo de García Luna lo presentó como un multihomicida que supuestamente cocinó a alrededor de 300 enemigos del cártel de Tijuana. Sin embargo, la PGR lo consignó ante un juez federal sólo por delitos contra la salud y delincuencia organizada, pero no lo acusó de homicidio.

También fue motivo de confrontación entre esas dependencias la detención, dentro de la llamada Operación Limpieza, de Enrique Bayardo del Villar, quien a principios de 2009 fue arrestado por agentes federales bajo el mando de García Luna. Sin embargo, después de un arraigo de 40 días, Medina Mora permitió al inculpado participar en el programa de testigos protegidos.

Días después de que Bayardo librara la cárcel al convertirse en testigo de la PGR, funcionarios de la SSP federal filtraron documentos a los medios de comunicación para revelar que el colaborador de la procuraduría trabajó con Medina Mora cuando éste se desempeñó como titular de Seguridad Pública federal, durante la presidencia de Vicente Fox.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks