Política
Ver día anteriorMiércoles 16 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México en Wikileaks

El contenido de los cables filtrados demuestra que estamos doblegados frente a EU

No es posible que un gobierno extranjero decida la estrategia anticrimen: senadores
Foto
Legisladores aseguran que el gobierno federal debe una explicación por la injerencia estadunidense en la lucha contra el crimen organizadoFoto Reuters
Andrea Becerril, Roberto Garduño, Enrique Méndez y Alma Muñoz
 
Periódico La Jornada
Miércoles 16 de marzo de 2011, p. 4

Senadores de PRI, PRD y PT advirtieron ayer que las revelaciones de los cables de Wikileaks publicados por La Jornada en torno a la salida del Ejército de Ciudad Juárez, a propuesta del gobierno de Estados Unidos, son una vergüenza, ya que corroboran la sujeción del gobierno de Felipe Calderón a los designios de Washington. Mientras, legisladores del PAN consideraron que el hecho es grave y amerita una explicación del gobierno federal.

En tanto, diputados de PRI, PRD y PT hicieron un llamado al gobierno federal a modificar su relación bilateral con la administración estadunidense, porque la intromisión de Washington en asuntos de política interna mexicana manifiestan una absoluta pérdida de respeto entre naciones, y el paso siguiente para ver derrotada la soberanía nacional será la participación de las fuerzas armadas de aquel país en territorio mexicano para aparentemente resolver el escenario de violencia creciente en la República.

No es posible que sea un gobierno extranjero el que decida la estrategia contra el crimen organizado, dijo el senador blanquiazul Ramón Galindo, ex presidente municipal de Ciudad Juárez, quien comentó que los únicos ausentes en la toma de decisiones son los propios juarenses, los que pagan además los costos de una estrategia equivocada, que incluye al operativo Rápido y furioso, con 4 mil muertos y la salida de miles de familias que no pueden ya con tanta violencia e inseguridad.

Clara injerencia

Su correligionario Felipe González recordó que se argumentó en su momento que el Ejército salía de Ciudad Juárez porque así lo demandaban la ciudadanía y los gobiernos estatal y municipal. “Sería una lástima que hayan sido manipulados y lo interesante sería cómo los manipularon. Esto es una injerencia en asuntos internos del país, que no debe permitir el gobierno federal, recalcó el presidente de la Comisión de Seguridad Pública.

El senador priísta Francisco Arroyo comentó que el gobierno de Acción Nacional no ha aprendido a manejar las coordinadas de respeto con Estados Unidos. Sostuvo que no hay política exterior, y el país perdió ya el respeto de la comunidad internacional.

Tomás Torres, del PRD, consideró que el contenido de los cables de Wikileaks lo que muestra son realidades, independientemente del procedimiento seguido para obtener los documentos confidenciales de la diplomacia estadunidense. El contenido nos muestra que México está doblegado y acobardado frente a Estados Unidos en sus decisiones internas.

El coordinador del PT, Ricardo Monreal, recalcó que los cables de Wikileaks confirman una política exterior entreguista, de sometimiento, donde las decisiones fundamentales, entre ellas del destino de Ciudad Juárez, se acuerdan y aprueban en Washington y luego Calderón las acata.

Fernando Morales y Jorge Rojo García de Alba, diputados del PRI, consideraron que ante la pobre reacción diplomática del gobierno mexicano al conocerse los cables de Wikileaks, es necesario que el Senado asuma la dirección de la política exterior de México.

Rojo García de Alba añadió que la diplomacia mexicana se encuentra en el peor momento de su historia contemporánea, porque ha permitido que una nación extranjera determine los proyectos y acciones que corresponden a la administración nacional. “No hay antecedentes cercanos a la omisión de la responsabilidad diplomática del gobierno mexicano como la que observamos. La información contenida en los cables de Wikileaks confirma que la administración federal ha perdido el control y la ruta de las decisiones soberanas en materia de política exterior; no hay rumbo, y determinaciones como el retiro del Ejército Mexicano de Ciudad Juárez implica que en los últimos cuatro años se ha cedido en conjunto la política exterior e interior”

Mauricio Toledo, diputado por el PRD, advirtió que de continuar manifestándose la intervención directa del gobierno de Estados Unidos en México, corremos el riesgo de que decidan pronto intervenir militarmente ante la desaparición paulatina de la frontera norte. El Senado, ante tal realidad, estará obligado a retomar en sus manos la coducción de la política exterior de México.

El dirigente nacional del PT, Alberto Anaya, consideró que Estados Unidos lesionó gravemente la soberanía nacional al intervenir en la estrategia antinarcóticos que siguió el gobierno de Felipe Calderón en Ciudad Juárez, Chihuahua”.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks