Política
Ver día anteriorMiércoles 16 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México en Wikileaks

El gobierno de Calderón es entreguista y llorón, asegura experto en seguridad nacional

Sedena declina fijar una postura; que lo haga la SRE
Jesús Aranda
 
Periódico La Jornada
Miércoles 16 de marzo de 2011, p. 5

Los cables de la embajada de Estados Unidos revelados por La Jornada en los que se hace referencia a que el Ejército falló en su encomienda de detener la violencia en Ciudad Juárez y que por ello se fortaleció la presencia de la Policía Federal en esa entidad, son apreciaciones personales y no son una postura oficial, sostuvo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Voceros de la dependencia aseguraron que no se emitirá comentario alguno ya que la información de los cables filtrados por Wikileaks son únicamente opiniones, y que al no ser declaraciones oficiales, la dependencia no tiene por qué fijar una postura al respecto.

En todo caso, indicaron los funcionarios, a quien le correspondería fijar una postura al respecto es a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

La Jornada publicó ayer que por insistencia de Estados Unidos se relegó al Ejército de la lucha contra el narcotráfico en Ciudad Juárez y que, incluso, el embajador de ese país en México, Carlos Pascual, conoció los detalles del repliegue militar meses antes de que el gobierno de Calderón anunciara el incremento de la participación de la Policía Federal en esa frontera.

La Sedena evitó comentar lo escrito en uno de los cables de la embajada estadunidense respecto de que el plan gubernamental conjunto que se aplicó en la ciudad fronteriza durante dos años (2008 y 2009) y en el que el Ejército llevó el peso del combate al narcotráfico, no contaba con el beneplácito de los militares.

La dependencia evitó hacer algún comentario sobre los cables en los que se hacen también graves señalamientos de los diplomáticos estadunidenses sobre la incapacidad de los militares para obtener buenos resultados contra el narcotráfico.

El especialista en temas de seguridad nacional Erubiel Tirado sostuvo que los cables de la embajada de Estados Unidos en México demuestran que en la relación con el vecino país pesan mucho las asimetrías y queda en evidencia que el gobierno de Felipe Calderón es entreguista y llorón, porque mientras se queja del tono arrogante e impertinente de los cables diplomáticos, no hace nada para sancionar a los funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública y de otros órganos en la materia, quienes al acudir han provocado esa impertinencia.

Antes de quejarse del tono de los cables diplomáticos, debería empezar por limpiar la casa, sostuvo Tirado, quien ha dirigido diplomados sobre seguridad nacional en la Universidad Iberoamericana.

Agregó que Calderón debe explicar si funcionarios como el titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna; el ex secretario del Consejo Nacional de Seguridad Pública Jorge Tello Peón, y el director del Cisen, Guillermo Valdés, tenían el compromiso de mantener informados a los estadunidenses de las decisiones de su gabinete de seguridad, como señalan los cables revelados por este diario.

Es preocupante también el hecho de que fue el gobierno estadunidense el que diseñó la política a seguir en Ciudad Juárez, y que después de un año de que se puso en marcha su diseño, ellos mismos digan que la Operación Conjunta Chihuahua no sirvió, poniendo como chivo expiatorio al Ejército.

El patito feo es la Secretaría de la Defensa Nacional, pero no la sacan de la jugada en Ciudad Juárez; la relegan para que entre el aparato de operadores confiables para Estados Unidos.

Insistió en que los esquemas de los grupos de trabajo binacionales creados para darle seguimiento a la política anticrimen son cuestionables, porque en los hechos constituyen una rendición de cuentas de parte del gobierno de Calderón.

También llamó a los legisladores a que se involucren e investiguen el estado que guarda la relación con el vecino país, para evitar que se mantenga el esquema actual en el que Estados Unidos plantea, presiona y obtiene la conducta de México que le conviene.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks