Política
Ver día anteriorJueves 17 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México en Wikileaks

Alarman los métodos que utilizan para evitar la competencia

Monopolios de tv y telefonía manipulan al gobierno: EU
Foto
El duopolio televisivo continúa ejerciendo influencia sobre el sistema judicial, el Poder Legislativo y los organismos reguladores para impedir la competencia, según los cables revelados por WikileaksFoto María Meléndrez Parada y María Luisa Severiano
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Jueves 17 de marzo de 2011, p. 2

Los ahora enfrentados gigantes de la telefonía y la televisión tienen algo en común cuando de defender sus intereses se trata. Un despacho de la embajada de Estados Unidos en México lo pone en estos términos: como ocurre en las telecomunicaciones, existe preocupación de que las dos compañías de televisión dominantes en el país, Televisa y Tv Azteca, que forman un duopolio en el sector, continúen ejerciendo influencia sobre el sistema judicial, el Poder Legislativo y los organismos reguladores para impedir la competencia.

El despacho diplomático (188166) 09MEXICO160, entregado por Wikileaks a La Jornada, recuerda que la ley mexicana permite hasta 49 por ciento de inversión extranjera en los servicios de telefonía fija y televisión por cable y que no la restringe en la telefonía móvil. Y a continuación añade: sin embargo, Telmex y Telcel (las compañías de telefonía fija y celular, respectivamente, propiedad del magnate Carlos Slim) siguen reinando como dominantes en telefonía fija y móvil y manejan una significativa influencia sobre los principales organismos reguladores y los encargados de tomar decisiones en el gobierno.

Es enero de 2009. El despacho de la embajada en México está dirigido a los departamentos de Estado, Tesoro y Comercio de la administración estadunidense y en él se pasa revista a las condiciones para la inversión extranjera aquí. Este y otros cables diplomáticos tocan en más de una ocasión la influencia que ejercen los monopolios en el sector de las comunicaciones –y en otras áreas relevantes de la economía mexicana. Mencionan el tema de la eventual licitación para una tercera cadena de televisión abierta en el país, asunto que a juicio de los diplomáticos parece depender de la voluntad del presidente Felipe Calderón. Refieren también la intención del actual gobierno por encontrar la manera de limitar el poder de Teléfonos de México, la empresa insignia de Slim.

La política de telecomunicaciones del gobierno mexicano apunta a Telmex. Así tituló la legación estadunidense el despacho 07MEXICO4334, remitido a los departamentos de Estado y Comercio en Washington, en agosto de 2007 (118838). El cable da cuenta del contenido de una reunión de Rafael del Villar, entonces subsecretario de Comunicaciones y Transportes, con un pequeño grupo de funcionarios del Departamento de Estado, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos y el Departamento de Comercio.

En el encuentro, Rafael del Villar, quien actualmente es uno de los cuatro comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), el organismo regulador del sector, expuso la política de telecomunicaciones del presidente Calderón, indica el despacho diplomático. A esa reunión, añade, se sumó Luis Téllez Kuenzler, entonces titular de Comunicaciones y Transportes (SCT) y actual presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, quien respaldó las aseveraciones de Del Villar.

El actual comisionado de la Cofetel enfatizó en ese encuentro, según relata el cable diplomático, que la primera preocupación de la SCT era la carencia en la penetración de líneas telefónicas terrestres y de servicios de banda ancha –por donde corre la transmisión de datos e Internet. Del Villar sugirió a los funcionarios estadunidenses reducir el costo de interconexión de las llamadas telefónicas entre Estados Unidos, Canadá y México, los tres países que forman parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). La ocasión de hacer el planteamiento era también una manera, según el despacho, de encontrar una vía para abordar la dominancia de Telmex en el sector.

Del Villar sugirió que durante su participación en la próxima reunión de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN, una extensión del TLCAN), los tres líderes (se entiende que hace referencia a los presidentes de Estados Unidos y México, así como al premier canadiense que se reunieron del 20 al 21 de agosto en Quebec) propusieran una drástica reducción en las tarifas de interconexión para hacer llamadas telefónicas dentro de los países de América del Norte para ponerlas al alcance de los ciudadanos más pobres.

Añade, respecto del planteamiento de Del Villar: con un argumento socialmente bueno como columna vertebral, parece que la SCT y probablemente el gobierno de Calderón pueden tratar de abordar el monopolio de las telecomunicaciones en México, la dominancia de Telmex en el sector.

En los despachos, los diplomáticos estadunidenses reflejan el interés que despierta la posible – todavía hoy incierta– licitación pública para que opere una tercera cadena de televisión abierta. En la administración federal pasada, la estadunidense General Electric intentó poner un pie en ese terreno en México de la mano del empresario Isaac Saba (del ramo farmacéutico), quien fue duramente atacado por Televisa y Tv Azteca, como documentan los mismos cables.

El tema de una posible tercera cadena de televisión está en las manos del presidente Calderón, dice el cable diplomático. Sigue: a lo largo de la conversación, Del Villar fue cuidadoso en reiterar que sólo hablaba de la política (de la SCT) en materia de telecomunicaciones, no de lo relacionado con la televisión. Debido a las consecuencias políticas que tendría sacar a licitación una tercera cadena de televisión, la decisión de si se debe avanzar en el tema descansa en el presidente Calderón. En la misma reunión, el entonces subsecretario externó su temor de que Telmex se coludiera con Televisa en el mercado de servicios de video para asegurar contenidos a bajo costo, para apretar a otros competidores más pequeños.

En un despacho previo (90779), la embajada de Estados Unidos en México ya se había referido al tema de la tercera cadena de televisión abierta. Fechado el 22 de diciembre de 2006, apenas iniciado el gobierno de Calderón, el cable 06MEXICO7054 aludía a la guerra de televisoras: la continuación del debate sobre establecer una tercera cadena de televisión en México.

Los diplomáticos estadunidenses reportaban al Departamento de Estado la ambigüedad del entonces secretario de Comunicaciones Luis Téllez sobre la posición del gobierno respecto de una licitación para la tercera cadena de televisión, mientras que por esos mismos días, añade el cable, Televisa y Tv Azteca continuaban atacando, cada una en sus espacios de noticias, a su potencial competidor General Electric y a su socio local Isaac Saba.

La naturaleza política del debate que se daba en esos días sobre este tema, apunta el despacho, era bastante clara: los candidatos dependen de los anuncios en Televisa y Tv Azteca durante sus campañas.

En reuniones durante los siguientes meses con el nuevo gobierno de Calderón, la embajada acentuará la importancia de alentar la competencia, especialmente en el sector de las telecomunicaciones, indica.

Enlaces:

Esta nota con vínculos a los cables

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks