Economía
Ver día anteriorDomingo 20 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El año pasado se supo de agrietamientos por corrosión, señala

Laguna Verde tuvo un problema en el reactor 2 en 2006, afirma experto
Israel Rodríguez J.
 
Periódico La Jornada
Domingo 20 de marzo de 2011, p. 20

En Laguna Verde –sin terremoto ni tsunami–, el 8 de marzo de 2006 el reactor número 2 estuvo a la deriva sin poder apagarlo debido al pésimo mantenimiento, afirmó Bernardo Salas Mar, físico matemático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Señaló que es falso afirmar que Laguna Verde opera de forma magnífica. El especialista que trabaja en el Laboratorio de Análisis Radiológicos de Muestras Ambientales de la Facultad de Ciencias-Departamento de Física de la UNAM, advirtió también que la población La Luz, Veracruz, se encuentra expuesta a un accidente debido a que no existen caminos en buenas condiciones que pudieran permitir su evacuación en caso de emergencia.

El 13 de abril de 2010 se conoció que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) detectó grietas por corrosión bajo los reactores y en el circuito de recirculación de la central Laguna Verde que ponen en riesgo la operación segura de las unidades uno y dos.

Sin embargo, en una visita a la central la semana pasada por el secretario de Energía, José Antonio Meade; el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y los directores general y general adjunto de la Comisión Federal de Electricidad, Alfredo Elías Ayub y Antonio Vivanco, respectivamente, constataron que opera con normalidad, bajo los parámetros de operación nacional e internacional, aseguró la CFE.

Ante esta polémica, Salas Mar, quien laboró en la central nuclear de 1980 a 1995, propuso que el Congreso exija a la CFE todos los informes de la Asociación Mundial de Operadores Nucleares (Wano, por sus siglas en inglés), ya que esos son los mejores diagnósticos de la situación real de la central.

También se pueden solicitar estudios independientes de las condiciones radiológicas en los alrededores de la central y en ese punto la UNAM podría participar, igualmente se pueden pedir estudios de los cánceres y malformaciones congénitas en el área.

Bernardo Salas resaltó que tras los acontecimientos en Fukushima se debe solicitar a los senadores y diputados realizar un recorrido por las rutas de evacuación del plan de emergencia radiológica externo, en épocas de lluvias (en julio), para constatar el estado de los caminos.

La nucleoeléctrica se encuentra sobre la costa del Golfo de México, en el municipio de Alto Lucero, Veracruz. Está constituida por dos unidades independientes destinadas a la producción de energía eléctrica. Cada una con una capacidad de 682.44 Mwe (mega watts eléctricos); los reactores son tipo Agua Hirviente (BWR-5) y la contención tipo Mark II de ciclo directo.

El científico aclaró que cualquier central nuclear tiene el grave problema de la corrosión; en la medida en que una central envejece habrá que remplazar infraestructura.

Lucha de intereses

La alarma generada por lo ocurrido en plantas nucleares de Japón se debe al desconocimiento, a la mala información y a la lucha por los intereses económicos de energías diferentes a la nuclear, aseveró Cecilia Martín del Campo, académica de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM y presidenta de la Sociedad Nuclear Mexicana.

Se manifestó contra el cierre de la planta mexicana de Laguna Verde, Veracruz, sin un debate previo.

Indicó que pese a la problemática en Japón, los riesgos aún no son considerables para las personas en la región y el mundo, pues de las 18 plantas que existen en la zona del tsunami, son cuatro las dañadas.

Con información de Emir Olivares Alonso