Política
Ver día anteriorMartes 5 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Wikileaks en La Jornada

Hicieron de los chuchos sus informantes preferidos de las actividades en el seno del PRD

EU siguió con lupa la movilización poselectoral
Foto
En agosto de 2006 el TEPJF ordenó realizar nuevamente el conteo de algunas boletas electoralesFoto Cristina Rodríguez
Blanche Petrich
 
Periódico La Jornada
Martes 5 de abril de 2011, p. 4

Durante el segundo semestre de 2006, lapso en el que las protestas contra la presunta imposición de Felipe Calderón conformaron una amplia fuerza social en torno a la figura de Andrés López Obrador, los analistas de la embajada de Estados Unidos intensificaron su trabajo de observación y monitoreo del movimiento popular en México. Los poloffs (acrónimo de estos funcionarios) acudieron a todas y cada una de las concentraciones multitudinarias que colmaron el Zócalo cada domingo, mes tras mes. Tejieron una red de contactos dentro del PRD (especialmente miembros de la corriente de los chuchos) para mantenerse informados de las estrategias del proceso opositor y poder adelantarse a los acontecimientos.

Pasearon y observaron en detalle la evolución del plantón de seis semanas que se extendió desde la plaza céntrica hasta Reforma –pasando por la fachada de su sede–, al que llamaron con cierto ingenio zona cero (ground zero, como el gran vacío que dejaron en Manhattan las Torres Gemelas). Y recurrieron constantemente a la opinión de politólogos y analistas de instituciones privadas, siempre contrarios al lopezobradorismo, para medir los grados de radicalización de la resistencia.

Paso a paso predijeron que López Obrador ya había alcanzado el clímax y que de ahí en adelante se desinflaría su capacidad de convocatoria. Sólo para reconocer, en el siguiente cable, que la fuerza de sus seguidores no había mermado y que a AMLO simplemente no se le puede descontar de la escena nacional.

Gracias a las conversaciones privadas que sostuvieron constantemente con líderes del sol azteca, como Carlos Navarrete o Juan José García Ochoa, entre otros, pudieron predecir el divorcio de la jerarquía perredista, dispuesta desde el principio a concertar espacios de acción con la administración entrante. Esta fractura es más que evidente en la actualidad, a una distancia de tres años y medio de esos acontecimientos. Todos estos cables llevan la etiqueta de confidencial y fueron supervisados por la ministra consejera de la embajada, Leslie Basset, o por el ministro de la sección política, Charles Barclay.

Luego de afirmar en varios momentos que la fuerza del movimiento lopezobradorista empezaba a decaer, en marzo de 2007, al atestiguar el cierre de la segunda Convención Nacional Democrática (el 25 de ese mes, en el Zócalo), el cable 07MEXICO1581 admite: La respuesta a la convocatoria fue mucho mayor de lo que incluso muchos perredistas predijeron y es un recordatorio de que AMLO sigue siendo una figura dominante en la izquierda mexicana, con un importante potencial para sembrar la discordia.

AMLO sube al escenario se titula el cable 06MEXICO3832, que reporta a Washington la primera concentración multitudinaria de protesta por el presunto fraude electoral del 2 de julio de 2006. Los analistas observan que el dirigente eventualmente se está atrincherando en un terreno que conoce bien, al recordar a los manifestantes los ataques que ha padecido a lo largo de todo el proceso: primero con el desafuero, después con la guerra sucia durante la campaña y finalmente con el recuento de votos. Los poloff se habían reunido la víspera con sus contactos dentro del equipo de campaña de AMLO, quienes explicaron que el dirigente desplegaría una estrategia en dos carriles: una, impugnar el resultado dentro de los cauces legales y otra mediante la demostración de fuerza con movilizaciones masivas. Muchos de nuestros contactos parecen no estar muy convencidos de que esto vaya a funcionar, dice el cable.

El domingo siguiente, 16 de julio, los funcionarios estadunidenses están nuevamente en el Zócalo. Un contacto del PRD nos advierte que AMLO no cederá hasta que el TEPJF resuelva un recuento de votos, escriben en el despacho 06MEXICO3953. Se impresionan con las cifras de la concurrencia que, como de costumbre, varía entre 300 mil y un millón y medio de personas, según la fuente. Es el mitin en el que López Obrador llama a organizar una desobediencia civil pacífica. Según los observadores, por el momento López Obrador tiene la iniciativa. No cabe duda de que AMLO tiene un núcleo de seguidores de hueso colorado que no lo van a abandonar... y que, al menos por el momento, un amplio sector del público y la jerarquía del PRD lo acompañan, quizá con menos entusiasmo. Predicen la división: “Como segunda fuerza en el Congreso, los cuadros dirigentes del PRD tienen buenas razones para querer mantenerse funcionando dentro del sistema. Para AMLO será un reto mayor conservar el apoyo de la jerarquía de su partido –y los numerosos recursos que esto representa– si acaso el fallo del TEPJF no lo favorece”.

Para la tercera asamblea informativa en el Zócalo (30 de julio) los consejeros estadunidenses se sorprenden ante una muchedumbre que no decae, sino que crece. Es el momento en el que AMLO anuncia el plantón permanente desde la céntrica plaza hasta avenida Reforma. Según el despacho 06MEXICO4238, se trata de un lance de alto riesgo del líder que busca con ello que no sea ignorada su causa, arengando a sus seguidores a defender la democracia. Con ello, el dirigente elevó considerablemente su apuesta, jugándose el apoyo de mucha gente que votó por él, pero que resiente los efectos de estos bloqueos. Tiempo al tiempo, recomiendan. Habrá que ver a futuro si a López Obrador le funcionará su táctica.

Paseando por el ground zero

Los poloff pasearon los días 31 de julio y 2 de agosto por Reforma y hasta el Zócalo, el ground zero, visitando las carpas del plantón. Lo describen como bien organizado, con buen ánimo, incluso festivo. La gente con la que conversan insiste en el carácter pacífico de su protesta. Los participantes son, a juicio de los estadunidenses, los seguidores de hueso colorado (cable 06MEXICO4292).

En la víspera del último informe constitucional del presidente Vicente Fox, los asesores de la embajada deciden pasar un día en la revolución, según llaman a una jornada dedicada a hablar y acompañar a perredistas en sus actividades, cuando se está preparando el bloqueo para que el mandatario no pueda ingresar a la Cámara de Diputados (cable 09MEXICO4958).

Creemos que las tácticas radicales del PRD le permiten exponer sus opiniones de manera teatral y dramática, pero a la larga van a provocar el debilitamiento de la unidad, el prestigio y la influencia del partido, vuelven a pronosticar.

El 5 de septiembre, después de que el PRD logró impedir la presencia de Fox en el Congreso, los estadunidenses empiezan a preocuparse por lo que ocurrirá el primero de diciembre, durante la toma de posesión de Calderón (06MEXICO4987). El cable se redacta mientras se espera el fallo definitivo del tribunal electoral, que se anunció ese mismo día, ratificando la ventaja de votos a favor de Calderón y enfureciendo a las masas –dicen– de seguidores de AMLO.

Comenta el despacho supervisado por el ministro consejero Charles Barclay: “La estrategia de AMLO para crear una crisis de gobernabilidad ha tomado impulso a corto plazo y hasta ahora ha demostrado que controla a su partido. Sus acciones han contribuido a minar la credibilidad del IFE y debilitar aún más a la Presidencia. Aun si a partir de ahora AMLO empezara a ceder en la presión que está ejerciendo desde las calles, debemos esperar que el PRD siga haciendo todo lo que está a su alcance para limitar el margen de maniobra de Calderón, una vez que asuma el gobierno.

Lo que vimos en el Congreso el primero de septiembre fue un ensayo general, con todo y vestuario, para lo que puede venir el primero de diciembre. Muy probablemente los perredistas intenten impedir el discurso inaugural del presidente entrante. El equipo de Calderón tendrá que diseñar un acto de toma de posesión que pueda contener al PRD. A dos meses de convertirse en presidente, con la mínima autoridad posible y enfrentado a un Congreso obstruccionista, Calderón llega muy cuesta arriba a la Presidencia.

Duelo de Gritos

Con la intervención del Gobierno del Distrito Federal tras bambalinas (entonces el jefe de Gobierno era Alejandro Encinas), el PRD preparaba las primeras semanas de septiembre el levantamiento del plantón y un duelo de Gritos (el oficial de Vicente Fox y el de los libres de López Obrador) para la noche del 15. Juan José García Ochoa, contacto de la embajada, tranquiliza a los consejeros asegurándoles que al final va a haber un arreglo para los dos actos sin confrontación. El despacho 06MEXICO5210 del 13 de septiembre se prepara: AMLO ha demostrado hasta ahora una impresionante capacidad de jalar a las masas. El resultado de la Convención Nacional Democrática del 16 de septiembre nos podrá permitir medir con mayor precisión cuánta energía le queda.

La sección política de la embajada se sorprende con el apoyo de López Obrador a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) el 31 de octubre (06MEXICO6278), lo que, según estima, seguramente ahondará las fisuras dentro del PRD, ya que empieza a ser evidente que la dirigencia del partido está tratando de tomar distancia de su antiguo candidato. El cable ya habla de la creación de un presidente a la sombra con su respectivo gabinete paralelo. Baraja algunos nombres: Gustavo Iruegas y José Agustín Ortiz Pinchetti. Le llama la atención que no figure ningún personaje que ellos consideren peso pesado en la lista. Un gabinete a la sombra de bajo perfil, para un presidente a la sombra de alto perfil, dice. Y adelanta que ya para ese momento los gobernadores del sol azteca Amalia García y Lázaro Cárdenas están abriendo líneas de comunicación con la administración entrante. De todas maneras, pronostica la embajada, se acerca el día en el que la dirigencia perredista tendrá que escoger dónde estar: dentro del sistema o afuera, con AMLO.

Ante la proximidad de dos fechas potencialmente conflictivas, los estadunidenses se reúnen con varios perredistas –Carlos Navarrete, Mary Carmen Soria, Ignacio Marván y el secretario de Gobierno del Distrito Federal, Ricardo Ruiz– para medir la temperatura. Algunos, como Navarrete, les comentan que están dispuestos a negociar la toma de posesión de Calderón si éste decide hacerla en otro lugar que no sea el Congreso (06MEXICO6546). Sería lo mejor para las dos partes, dijo quien luego sería el jefe de la fracción perredista de los diputados. Los poloff reportan a Washington que la disciplina interna del PRD está resquebrajada. Respecto a AMLO, aseguran que necesitará una gran afluencia a su toma de posesión simbólica para demostrar que aún tiene impulso para continuar su movimiento.

El 20 de noviembre AMLO vuelve a lograr una gran convocatoria en el Zócalo (gran afluencia, pero no tanto como en ocasiones anteriores, dicen los observadores de la embajada en el cable 06MEXICO6569). Concluyen que sigue conservando una fuerza significativa y es demasiado pronto para borrarlo de la lista. Sus pronósticos para el primero de diciembre se matizan: El PRD seguramente intentará molestar a Calderón en su toma de posesión, pero las probabilidades de una confrontación masiva hoy son menores que hace una semana.

Los cables de la embajada sobre este tema se interrumpen durante un par de meses. El 28 de marzo de 2007 aparece otro, reseñando la clausura de la segunda Convención Democrática. Los poloff reconocen, en un par de párrafos, que López Obrador todavía no es un cadáver político.

Enlaces:

Esta nota con vínculos a los cables

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks