Deportes
Ver día anteriorViernes 8 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El combate entre invictos será el 4 de junio

Chávez Carrasco confía en destronar a Sebastian Zbik

A la semana JC ingresará al Salón de la Fama

Jorge Sepúlveda Marín
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de abril de 2011, p. a19

Julio César Chávez Carrasco, hijo de la leyenda JC Chávez, buscará cumplir un sueño largamente anhelado, cuando el próximo 4 de junio disputará el cetro mundial de los pesos medios del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al alemán Sebastian Zbik, en un combate entre invictos que promete poner mucho sabor a la función La Hora de la Verdad.

La sede de la contienda será el histórico Staples Center de Los Ángeles, ciudad donde en 1984 su padre Julio César se ciñó la primera corona mundial que obtuvo en su prolija carrera, por lo que ese mes será para recordar por la dinastía Chávez, ya que una semana después de la contienda mundialista JC ingresará al Salón de la Fama de Canastota, Nueva York.

Chávez Carrasco, con una hoja de servicios de 42 victorias; 30 por la vía rápida y un empate, se mostró agredecido con el CMB y con su promotor Fernando Beltrán por la oportunidad que le brindan de disputar su primer cinturón del orbe: Sabré aprovechar bien esta ocasión, por lo que me prepararé como nunca para dar al país y a mi familia una gran satisfacción, pero fundamentalmente para continuar con la leyenda de mi padre.

El pugilista de 25 años aprendió a boxear con el ejemplo de su progenitor y dijo que su estilo es muy similar, aunque se ha modificado mínimamente con la ayuda y enseñanzas de su mánager Freddy Roach y tiene plena confianza en salir airoso del compromiso.

Foto
Chávez Carrasco confía en las enseñanzas de su mánager RoachFoto Notimex

JC Chávez, presente en el anuncio de la contienda de su hijo, expuso que no sabe si es o no merecido su ingreso al recinto de los inmortales en Nueva York, pero está contento y orgulloso de haberlo logrado, aunque ese logro es menor que ver ganar a mi hijo y que me acompañe ya como campeón mundial al Salón de la Fama.

Recordó que en sus inicio también disfrutó haberse coronado por primera ocasión en Los Ángeles, por lo que nada le gustaría más que ver a uno de sus vástagos seguir los mismos pasos, pero no supo bien qué recomendación hacerle, únicamente que entre y pegue, que no reciba y que salga. Que se prepare de la mejor forma posible para que gane la corona.

El germano Zbik, monarca olímpico e invicto en 30 contiendas, con 10 triunfos antes del límite, dijo estar tranquilo pese a que su rival tiene el triple de victorias por nocaut, porque lo que cuenta es lo que pueda hacer cada uno de ellos sobre el cuadrilátero, además de que no viajará a Estados Unidos para dejar allí su corona.

El presidente del CMB, José Sulaimán, quien tras recordar que cargó a Julio César cuando era un niño y nunca se imaginó ver a su padre disputar su primer título y ahora también a su hijo, deseó que gane el mejor, porque en este pleito no debe hacer público a su favorito.