Mundo
Ver día anteriorViernes 8 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Decreta Rousseff 3 días de duelo; era un enfermo mental: policía

Un hombre mata a tiros a 12 niños de una escuela en Brasil y se suicida
Foto
El video de seguridad de una escuela en Río de Janeiro capta el momento en que algunos alumnos tratan de resguardarse de los disparos de un hombre que irrumpió en el inmueble y mató a 12 niñosFoto Reuters
Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de abril de 2011, p. 26

Río de Janeiro, 7 de abril. Un hombre armado irrumpió este jueves en una escuela de la zona oeste de Río de Janeiro y mató a tiros a 12 estudiantes para luego suicidarse, informó la policía militar, en un hecho que consternó al país.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien canceló un encuentro con empresarios, pidió un minuto de silencio para los brasileñitos que fueron sacados tan temprano de la vida, y dispuso tres día de duelo nacional.

La secretaria estatal de Salud informó que el atacante mató a 10 mujeres y dos hombres. Trece alumnos heridos fueron llevados a hospitales.

Un ex alumno entró a la escuela armado y no se sabe por qué disparó, dijo Ibis Pereira, de la policía militar, luego del ataque ocurrido cerca de las 8:30 hora local.

Wellington Menezes de Oliveira, de 24 años, tenía una carta de despedida en su bolsillo que no cita un motivo para el ataque, según fragmentos obtenidos por la policía.

Necesito de la visita de un fiel seguidor de Dios a mi sepultura por lo menos una vez, necesito que él ore delante de mi sepultura pidiendo el perdón de Dios por lo que hice, rogando para que en su venida Jesús me despierte del sueño de la muerte a la vida, dice parte del documento escrito en computadora y firmado a mano por el atacante.

El coronel de la policía militar Djalma Beltrame indicó que la carta refleja que el hombre sufría problemas mentales.

El ex alumno entró a la escuela en el barrio de Realengo con el pretexto de que iba a dar una clase, tras lo cual abrió fuego contra los estudiantes. El agresor se suicidó después de ser herido en una pierna por un policía.

De acuerdo con las autoridades, dos niños heridos lograron huir, encontraron un vehículo policial cerca de la escuela y avisaron que había un hombre armado dentro del inmueble.

Varios elementos de la policía se trasladaron a la escuela e intercambiaron disparos con el atacante, que tenía dos pistolas, una calibre 38 y otra calibre 32, con bastantes municiones.

Es la primera vez que ocurre en Brasil un crimen de ese tipo.

Según el gobierno, había 400 alumnos de entre 9 y 14 años dentro de la escuela cuando tuvo lugar el ataque.