Mundo
Ver día anteriorSábado 9 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Casi 20 millones votarán en los comicios presidenciales de mañana

Toledo se ofrece en Perú para salvar a la democracia ante dinastías y extremismos
Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Sábado 9 de abril de 2011, p. 20

Lima, 8 de abril. El ex presidente peruano Alejandro Toledo cerró hoy su campaña electoral con un mitin en Lima en el cual invitó a los peruanos a impedir que una dinastía se implemente en Perú, en alusión a la congresista Keiko Fujimori, o a la presencia de extranjeros, por el izquierdista Ollanta Humala.

Perú no está para ser empujado a ser una dinastía japonesa para que la hija de un ex gobernante venga a dirigirnos. Tampoco está para ser empujado por los que quieren desde afuera seguir dictados de gobernantes extranjeros, dijo el ex mandatario, quien debe sobreponerse a sondeos que lo ponen por debajo de estos dos rivales.

Añadió que Perú no puede convertirse en una nueva Bolivia o Nicaragua, en alusión a los países donde tiene influencia el presidente venezolano Hugo Chávez.

Tanto Toledo como otros candidatos han señalado que Humala es un cercano aliado del presidente de Venezuela. Humala ha rechazado la supuesta relación con el mandatario venezolano, con quien sí tuvo una relación estrecha en 2006, la primera vez que se postuló a la presidencia peruana.

Dirigiéndose a miles de seguidores, Toledo pidió respaldar su candidatura para defender la democracia en una segunda vuelta contra el autoritarismo.

Toledo, de 65 años, se presentó como el único capaz de enfrentar las candidaturas autoritarias que –dice– encarnan Humala y Fujimori, quienes lo superan holgadamente en las encuestas.

El ex presidente insistió en que Perú no quiere regresar al pasado de dictadura y corrupción, en alusión al gobierno del encarcelado Alberto Fujimori.

Los peruanos acudirán el próximo domingo a elegir a su próximo presidente y congresistas para el periodo 2011-2016 en medio de un ambiente de fragmentación e indecisión que, según los analistas políticos, refleja la precariedad de la democracia en el país.

Poco más de 19.9 millones mayores de 18 años están habilitados para acudir a las 103 mil 622 mesas de votación distribuidas en 4 mil 573 locales en todo el país. Unas 750 mil personas votarán en el extranjero. El voto es obligatorio, salvo para los mayores de 70 años, cuyo sufragio es opcional.