Mundo
Ver día anteriorDomingo 1º de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Denuncia Hugo Chávez el asesinato de Saif Al Arab y tres de los nietos del gobernante

Sobrevive Kadafi a un ataque aéreo de la OTAN; fallece su hijo menor

Es claro que lo que está pasando en Libia no tiene nada que ver con la protección a civiles: portavoz

EU y Francia rechazan la oferta de Trípoli de alto el fuego; pasó el tiempo de compromisos: rebeldes

Foto
Un misil que no explotó en la casa del hijo menor de Kadafi, quien murió durante el ataque de la alianza occidental, es desactivado por expertosFoto Reuters
Afp, Pl, Reuters y Notimex
 
Periódico La Jornada
Domingo 1º de mayo de 2011, p. 19

Trípoli, 30 de abril. Muammar Kadafi sobrevivió a un ataque aéreo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Trípoli la noche de este sábado, pero murió su hijo menor, Saif Al Arab, y tres de sus nietos, luego de que por la mañana el líder libio había propuesto un cese el fuego a la insurrección y a las fuerzas de intervención europeas y estadunidenses, informó un portavoz oficial.

Mientras, el presidente venezolano Hugo Chávez denunció hoy el asesinato del hijo menor del dirigente libio y tres de sus nietos en un bombardeo aéreo de la OTAN en Trípoli, y reiteró su llamado a detener los ataques y enviar una mediación al conflicto.

Sin duda que la orden que han dado es matar a Kadafi sin importar a quien maten, es un asesinato, denunció Chávez durante un acto transmitido en todas las radios y televisoras. No sé cómo esto se puede tolerar, no sé con qué excusa. ¿Quién puede apoyar esto, no sé como Europa lo apoya, agregó.

En tanto, Kadafi dijo que la alianza atlántica debe abandonar toda esperanza de mi partida, en mensaje a la nación transmitido por la televisión esta madrugada, cuando los bombardeos alcanzaban los alrededores del propio canal emisor Al Jamahiriya, las inmediaciones de la Fiscalía General y otros complejos oficiales.

En su mensaje, de más de una hora, Kadafi dijo que si las potencias querían petróleo podían ir y negociar contratos, pero advirtió que no se iba del país. Aseveró que nadie puede obligarme a dejar mi país y nadie puede decirme que no luche por mi país, combatiré hasta la muerte. Pero la oposición armada y la OTAN rechazaron de inmediato el ofrecimiento.

Kadafi dirigió su mensaje de negociación a Estados Unidos y Francia, que no respondieron. En tanto, Rusia dijo estar dispuesta a debatir una eventual operación terrestre en Libia en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y el secretario general, Ban Ki-moon, apeló a su vez a ex colaboradores para analizar un papel del proceso de la postransición en Libia.

Feroz bombardeo occidental

En tanto, los bombardeos se reanudaron hoy por la noche cuando fue atacada la casa de Saif Al Arab, el hijo más joven del líder libio, que tenía 29 años y había estudiado en Alemania. Funcionarios libios llevaron a periodistas al lugar del ataque, que recibió el impacto de al menos tres misiles, en el sector de Bab al Aziziya en la capital, donde está el complejo de Kadafi.

El 14 de abril de 1986, Estados Unidos realizó la operación Cañón Dorado contra Kadafi, cuyo objetivo eran tres bases militares, aeropuertos militares en Trípoli y Bengasi. Lo que entonces Washington llamó ataques quirúrgicos mataron a decenas de militares, civiles y a la hija adoptiva del coronel.

“La casa de Saif Al Arab Kadafi, el hijo más joven del líder libio, fue atacada. El Guía, como se le conoce a Kadafi, y su esposa estaban en su casa con amigos y allegados”, pero él está sano y salvo, declaró el portavoz del gobierno, Ibrahim Musa, en rueda de prensa. Agregó que “el ataque causó la muerte del hermano Saif Al Arab y de tres de los nietos del Guía”.

Lo que tenemos ahora es la ley de la selva, dijo el vocero ante la prensa. Creemos que ahora es claro para todos que lo que está pasando en Libia no tiene nada que ver con la protección de civiles, en alusión a la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, que ha servido de base para los ataques contra las tropas de Kadafi.

Musa subrayó que ésta fue una operación para asesinar al líder de este país. Eso no está permitido por el derecho internacional. Eso no está permitido por ningún código moral, luego de que en días pasados la OTAN lanzó un primer ataque contra las oficinas del dirigente y que provocó la protesta internacional, entre ellas la de Brasil.

El techo de la casa en que se encontraba Kadafi y su familia, ubicada en la zona residencial, estaba completamente destruido en algunas áreas, dejando a la vista fierros colgando entre pedazos de concreto. Vidrios y escombros cubrían el césped de la casa, y lo que parecía un misil sin explotar estaba en una esquina. Las explosiones del ataque se oyeron en la ciudad.

El vocero comentó que el líder en sí goza de buena salud. No fue lastimado. Su esposa también está en buen estado de salud. Ibrahim Musa dijo que vamos a luchar y a pelear si tenemos que hacerlo, tras señalar que el líder ofreció la paz a la OTAN ayer y la OTAN la rechazó, en referencia al mensaje de Kadafi de negociar con Estados Unidos y Francia, sin condiciones porque no habrá rendición.

En Bengasi, el bastión rebelde, se escucharon disparos en son de alegría y coches hacían sonar sus bocinas y el cielo se iluminaba por los disparos de cohetes, baterías antiaéreas y fusiles de asalto, después de que se conoció el bombardeo de la OTAN contra Trípoli y que el hijo menor de Kadafi murió. Un portavoz de esos grupos dijo que estaban contentos por la muerte del hijo del líder libio.

En su primera aparición pública desde el 9 de abril, considerando que la televisión dijo que hablaba en vivo, Kadafi urgió a China, a Rusia y países amigos africanos y latinoamericanos a presionar al Consejo de Seguridad para reconsiderar la resolución que autorizó la imposición de una zona de exclusión aérea y los ataques contra su territorio desde el 19 de marzo.

En Bruselas, un funcionario de la OTAN dijo que el gobierno libio había anunciado varias veces el cese del fuego y que de todas maneras seguía con sus ataques contra civiles en las ciudades. Dijo que necesitaban ver acciones, no palabras y que cualquier tregua debe ser verificable y creíble, y que por lo tanto la OTAN continuará con sus bombardeos hasta que cesen los ataques y amenazas a civiles.

En el mismo tenor se pronunció el llamado Consejo Nacional de Transición, órgano político de la insurrección en Bengasi, al insistir en que antes el gobierno ha ofrecido cese el fuego pero que ha seguido cometiendo abusos a los derechos humanos, sin aludir a los enfrentamientos con los rebeldes, que son apoyados por la OTAN.

El vocero de ese grupo opositor, Abdel Hafiz Ghoga, dijo que el tiempo para compromisos ya pasó y que “Kadafi ha perdido toda credibilidad. Alegó que el pueblo no puede aceptar una Libia en la que el régimen de Kadafi tenga un papel, que ha gobernando desde 1969.

En Misurata continuaron los combates entre fuerzas leales y rebeldes, donde se escucharon 13 explosiones mientras aviones de la OTAN sobrevolaban la ciudad. Los insurgentes afirmaron que seguían controlando un frente en la frontera de Túnez, en la localidad de Dehiba, y que tropas leales tomaron el control de Jalo, un oasis en el desierto rumbo a Bengasi.

Btn rs