Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 2 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Editará libro y seguirá desarrollando esquemas autosustentables

Bióloga Andrea Sáenz-Arroyo, primera mujer que obtiene el Premio PEW
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de mayo de 2011, p. 41

La bióloga Andrea Sáenz-Arroyo se convirtió en la primera científica mexicana en hacerse acreedora del Premio PEW en conservación marina, el galardón más importante de su tipo a escala mundial, gracias a sus investigaciones en comunidades costeras del país que han desarrollado esquemas autosustentables de cuidado de sus recursos.

En charla telefónica con La Jornada, la especialista de la asociación Comunidad y Biodiversidad (Cobi) detalló la labor que ha realizado en varios pueblos, donde la falta de atención de las autoridades llevó a la gente a hacerse cargo de la riqueza que le brindan los mares.

Aunque tienen recursos naturales muy valiosos, la mayoría de los pescadores de México trabajan con métodos artesanales y están en la economía informal. Llevamos 10 años con comunidades costeras, estimulándolas para que cuiden su patrimonio sin que dependan del gobierno, explicó.

La especialista ha realizado decenas de proyectos para que esas comunidades tomen la responsabilidad de cuidar sus recursos marinos, e implementen las condiciones mínimas para custodiarlos frente a las amenazas que puedan enfrentar.

“En Baja California, por ejemplo, es impactante la responsabilidad con que los manejan, y también cómo pueden conformarse como empresas sociales, donde las decisiones se toman de forma colectiva y con fuerte conciencia de que tienen que rendir cuentas a la nación.

Muchas funcionan desde la época de Lázaro Cárdenas y han trabajo desde hace generaciones, apuntó. Aunque no son tan numerosas, estas experiencias comprueban que el manejo comunitario es viable. Cuando la sociedad toma un papel decidido, he comprobado que la regulación puede ser muy eficiente, dijo.

Inclusive, algunas cooperativas pesqueras de Baja California y Quintana Roo han ganado premios internacionales y han sido destacadas por la prestigiosa revista Nature como ejemplos a escala internacional. Hay varios casos que, sin tanta notoriedad, han tenido muchos logros, y debemos utilizarlos para que sean la regla y no la excepción.

En este tipo de comunidades, sostuvo, es donde más pueden verse los daños que han sufrido los ecosistemas marinos por el calentamiento global y la contaminación, pero también son un escenario donde se pueden ensayar soluciones novedosas para restaurarlos.

El premio, creado por la organización internacional The Pew Charitable Trusts, ya había sido otorgado antes a cuatro académicos mexicanos –entre ellos el ganador del Nobel de Química 1995, Mario Molina–, pero Sáenz-Arroyo es la primera mujer del país en obtenerlo.

La científica anunció que utilizará los 150 mil dólares del galardón para seguir identificando comunidades costeras donde desarrollar esquemas autosustentables, y para editar un libro sobre este trabajo.