Economía
Ver día anteriorMartes 3 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Colocó 30 pasajeros que iban a Monterrey en vuelo de Interjet

Aviacsa no pudo volar ayer; adeuda $22 millones al aeropuerto capitalino
Foto
La aerolìnea Aviacsa comenzó a ofrecer servicios ayer en los mostradores del aeropuerto de la ciudad de MéxicoFoto María Luisa Severiano
Miriam Posada y José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Martes 3 de mayo de 2011, p. 29

Aviacsa no pudo realizar su primer vuelo de retorno al mercado porque adeuda 22 millones de pesos al Aeropuerto Internacional de la ciudad de México (AICM) y no volará hasta que pague por lo menos 11 millones, aseguró el subsecretario de Transporte, Felipe Duarte.

Aviacsa vendió boletos para reiniciar operaciones este 2 de mayo con un vuelo a Monterrey; sin embargo, las autoridades aeroportuarias reclaman el pago antes de permitirle tomar pista, por lo que la empresa colocó unos 30 pasajeros en un vuelo de Interjet.

La empresa no hizo una notificación formal a sus clientes sobre los problemas con la terminal capitalina, ya que prevé resolver este martes las diferencias, lo que a decir del subsecretario de Transporte ocurriría con el pago de 11 millones de pesos.

Aviacsa mantiene vigentes sus tarifas y promociones en la página de Internet, pero ayer no realizó más ventas debido a que los agentes que atienden a los potenciales pasajeros vía telefónica informaron que no podían reservar, dar información o realizar ventas debido a que se había presentado una falla en el sistema y que el servicio se restablecería hasta el martes a las ocho de la mañana.

Ya avanzada la noche de ayer, autoridades del AICM afirmaron no haber recibido transferencia alguna de Aviacsa, la cual tiene previsto para este martes tres vuelos, uno de ida y vuelta de la ciudad de México a Villahermosa, y uno más con destino a Monterrey, los cuales no se podrán realizar sin que se realice el pago.

De acuerdo con las negociaciones, los primeros 11 millones de pesos serían depositados como condición indispensable para volar, mientras los 11 millones restantes formarían parte de las garantías que por adelantado debe depositar la aerolínea por los servicios aeroportuarios recibidos, según se definió en la salida de concurso mercantil.